Dar prioridad a la federalización de los contenidos y acercar espacios culturales y educativos al interior del país representan parte de la esencia de la actual Secretaría de Contenidos Públicos de la Nación. A casi seis meses de asumir al frente de esta área, Gabriela Ricardes se encuentra a horas de inaugurar la muestra itinerante de Tecnópolis en el interior, uno de los emblemas del gobierno anterior. Segura de que la creatividad y los logros de los argentinos deben ser el eje de los mensajes a difundir, dialogó con El Tribuno.
¿Cómo calificaría estos primeros seis meses?
Fueron muy intensos. Podría decir hermosos, porque nos presentaron la posibilidad de hacer muchas cosas. Encontramos en una gran parte de la sociedad un entusiasmo enorme de construir una Argentina diferente, una Argentina de posibilidades, de creación e innovación que pueda involucrar a todos.
¿Y en lo que respecta a contenidos públicos?
El área de Contenidos Públicos tiende a divulgar todo a través de los medios audiovisuales y soportes físicos como Tecnópolis y el CCK (Centro Cultural Kirchner). Esas cosas maravillosas que hacen que, como argentinos, podamos encontrarnos en espacios que nos interesan. Es una gran posibilidad de encontrar esos puntos que nos mueven a innovar, crear, seguir y pensar. Tenemos un ministerio constituido por tres áreas de gobierno muy diferentes y conseguimos consolidarlas en un proyecto potente y federalizador.
¿Comienzan a ver los frutos?
Me parece que es el momento en el que ya se están viendo los primeros. Lanzamos la programación del CCK, una atractiva propuesta en este centro cultural de referencia. Largamos Tecnópolis en Salta, que es todo un gesto de lo que a nosotros nos interesa. Tenemos injerencia y somos administradores de dos estructuras que están en el corazón de Buenos Aires y creo que nuestra misión es que todos los contenidos que estas generen lleguen a cada rincón del país y puedan dar cuenta a su vez de las cosas riquísimas y maravillosas que pasan en nuestra Argentina.
¿Se reestructuró todo el trabajo que existía?
Siempre tuvimos claro hacia dónde tenemos que construir. Simplemente tomamos las cosas interesantes y que estaban bien concebidas para continuarlas, mejorarlas y potenciarlas. Hay otras cosas que decidimos hacer porque nosotros pensamos y actuamos diferente y, en ese hacer, encontramos el camino.
¿Cuál es la esencia del mensaje?
En Tecnópolis vamos a mostrar los logros de los argentinos y no los logros del Gobierno. Tecnópolis era, de alguna, manera una enorme propaganda gubernamental, un enorme espacio que tenía una preponderancia y una presencia inclusive física del Gobierno. Creo que no es necesaria, los argentinos tenemos muchas cosas por demostrar y decir. El Gobierno no debe bajar su mensaje a través de seudocontenidos artísticos. Los contenidos tienen que ver con la agenda que nos interesa hoy en una Argentina del siglo XXI. Queremos instalar de qué hablamos cuando hablamos del futuro, qué nos interesa realmente.
¿Cómo es la presencia de los medios públicos?
Los medios públicos no tenían ninguna injerencia en Tecnópolis, por ejemplo. Encuentro, TV Pública o DeporTV no estuvieron jamás presentes, sólo había una plaza para los chicos de Paka-Paka. Este año todos los medios públicos van a tener una fuerte presencia en Tecnópolis, pero además los nuevos creadores de los nuevos medios que estaban bastante invisibilizados. Lo que verán en el parque es lo que se reflejará en las pantallas: contenidos múltiples para los diferentes intereses de una población variada como la Argentina, dando siempre lugar a la pluralidad de voces. Los medios son públicos, no gubernamentales.
Hubo críticas por la comercialización de Tecnópolis...
Siempre el mecanismo es el mismo, es parte de una falacia. En realidad buscan que se cumpla una profecía que no se está cumpliendo y, lejos de que eso suceda, está sucediendo lo contrario. Es complejo para un sector muy radicalizado de la sociedad aceptar esto y acompañar el desarrollo de un país. El sistema de Tecnópolis es el mismo de hace cinco años. Es gratuito para el público como siempre lo fue. Tiene los mismos convenios que tuvo siempre. Son ataques de un sector menor que tiene ganas de seguir peleando. Son los mismos que dijeron que íbamos a desguazar Tecnópolis, cuando en realidad estábamos trabajando en el traslado hacia el interior.
¿Cree que esas diferencias desaparecerán?
Creo que con el tiempo estas diferencias van a subsanarse. Trabajamos para todos los argentinos, hacemos y brindamos contenidos suficientemente diversos e interesantes, nunca pactamos la ideología a nadie para trabajar con nosotros ni en nuestros espacios. Buscamos buenos profesionales y buenos artistas.
¿El presidente Macri les indica algún tema para los contenidos públicos?
Tenemos un presidente que tiene una enorme cercanía con sus equipos. Sabe todo lo que está pasando y además tenemos la magnífica experiencia de que jamás se ha metido en uno solo de los contenidos que nosotros manejamos. Tenemos libertad absoluta para trabajar y eso es una bendición enorme que tenemos como funcionarios.
¿Cuál es el legado que busca dejar Gabriela Ricardes?
Colaborar para que los medios públicos se conviertan realmente en medios públicos y no en gubernamentales, entendiendo que a través de ellos uno puede propiciar un cambio cultural que ponga a la comunidad en el centro de la escena y que rescate esos valores ciudadanos que todavía no tenemos tan incorporados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora