Especialistas en fauna silvestre y miembros de las comunidades originarias del norte provincial analizaron nuevas estrategias para la conservación del yaguareté. Entre otros puntos advirtieron la necesidad de asesorar y trabajar junto a los ganaderos de la zona, perjudicados por los ataques de este gran felino.
Del encuentro, llevado a cabo recientemente en Isla de Cañas, participaron guardaparques de la Laguna Pintascayo, de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, personal de la Administración de Parques Nacionales, miembros de la comunidad colla de finca Santiago.
En los salones del Consejo Colla, guardaparques y ganaderos plantearon la problemática a la que se enfrentan, ya que el yaguareté suele atacar a crías de diferentes tipos de ganado. Desde la Secretaría de Ambiente manifestaron la necesidad de un abordaje inmediato de la problemática, porque se trata de una especie en peligro de extinción. Por ese motivo, los especialistas del área brindaron información sobre la delicada situación actual de la especie, la importancia de su conservación y sobre la estricta prohibición de cazarlos. También hablaron sobre los diferentes mecanismos que se pueden aplicar en el manejo del ganado. En este aspecto recomendaron hacer parir y mantener las crías en potreros hasta alcanzar el año de edad, luego soltarlos al campo es decir, pasar de una cría extensiva a semi intensiva. "De esta manera, se reduce casi totalmente la posibilidad de ataque de los grandes felinos, el productor multiplica las cabezas de ganado y no tiene necesidad de cazar al yaguareté", dijeron desde Ambiente.
El yaguareté es el felino más grande de América, es monumento natural nacional y provincial, y su cacería constituye un delito federal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia