El domingo los argentinos vamos a las urnas con la responsabilidad de definir el modelo de país de los próximos cuatro años.
Hoy los votantes nos encontramos ante una tormenta de información que dice que el uno ya ganó en primera vuelta, que el otro es el único con chances de ingresar al balotaje o que sólo el de más allá puede vencer al oficialismo en un eventual mano a mano pactado para noviembre. En estas condiciones es muy difícil saber qué es cierto y qué no porque las encuestas se caracterizaron en las última campañas por fallar en todos sus pronósticos.
No obstante es importante decir que el argentino ya ganó. Ya ganó porque, cualquiera sea el candidato que se imponga, el kirchnerismo se terminó.

Javier Rubio
Salta capital

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia