Los vecinos que residen en el paraje El Tunalito, ubicado en el departamento de Metán ya cuentan con la provisión de agua y el servicio está garantizado, según informaron las autoridades.
"Nosotros tomamos conocimiento de que el paraje estaba con inconvenientes por eso nos hemos comunicado con el intendente, Héctor Romero, para colaborar en las tareas. Estuvimos trabajando en la zona con un técnico electricista y hemos podido dar solución a esa población", dijo Sergio Alemán, quien es el responsable de Aguas del Norte en Metán.
Destacó que es una gran satisfacción para prestataria haber podido colaborar ya que los residentes de la zona no son clientes de la compañía.
"El problema principal es que había inconvenientes en el tablero eléctrico que hacía que la bomba funcione con inconvenientes, por eso no tiraba el caudal adecuado hacia el tanque elevado. Se hicieron las
modificaciones y la provisión está normalizada. Ellos tienen un servicio por sectores que lo dan por horas", indicó Alemán.
El jefe de Aguas del Norte en Metán remarcó otros inconvenientes como la falta de cuidado y derroche del líquido elemental. "En la parte norte, que sería la más alta, la gente que recibe el agua potable incurre en el error de llenar represas, lo que provoca serios inconvenientes", dijo Alemán.
Vecinos e instituciones del paraje El Tunalito, ubicado en el departamento de Metán, habían asegurado a El Tribuno que desde hacía tres meses no contaban con agua.
La problemática afectó a instituciones como la escuela de La Población, donde los alumnos y docentes no contaban con agua para beber.
Debido a la situación, los vecinos hicieron una reunión y labraron un acta en la que dejaron constancia que alrededor de 60 familias se vieron afectadas durante tres meses por un corte total del suministro.
Los residentes de la zona destacaron que el personal a cargo de la bomba que provee el líquido elemental se negaba a dar soluciones.
Dijeron que el encargado aseguraba que cumplía órdenes del municipio y que restringía el agua porque la comunidad hace un mal uso.
Dijeron que el problema es que la bomba y el tanque que existen son muy chicos para abastecer a todas las familias por lo que la gente tiene que recoger agua de las acequias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora