Tras haberse detectado la presencia de peces que salían a la superficie del lago del parque San Martín en búsqueda de oxígeno, ayer se prometió que brindarán seguridad a la fauna de este espejo de agua.
Ambiente municipal señaló que una vez que ocurrió esto dio aviso a la Policía Ambiental para que efectúe las investigaciones pertinentes y se alertó a personal de la Dirección de Bienestar Animal, que realizó inspecciones oculares en el lugar.
Luego de efectuada la recorrida, se decidió encender el sistema de bombas del lago y se pusieron en marcha los chorros de agua de la fuente para oxigenar el agua.
Según informaron, "el agua tenía en su superficie un material en suspensión, lo que habría provocado que la temperatura del lago aumente".
"Para garantizar la seguridad de la fauna acuática del parque San Martín se envió a un equipo de profesionales de un laboratorio para que realicen los análisis físicos, químicos y bacteriológicos del líquido elemento", dijo Federico Casas, titular de Ambiente.
Un lugar castigado
En septiembre de 2014 y luego de 12 años, se realizó el vaciado y la limpieza integral del lago del parque. Entonces se sacaron cientos de toneladas de basura y sedimento.
Lo cierto es que en ese momento comenzó una fuerte disputa por los aceites usados que se arrojaban al lago. Esto hizo que se sacara los locales de comida del parque. Ahora se sospecha que nuevamente tiraron alguna sustancia al lago. Esta vez habrá que tener un rígido operativo para controlar lo que allí sucede.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora