En los últimos siete años, los trabajos de conservación y mantenimiento se llevaron más de $340 millones en la ruta nacional 51.
La empresa Green cotizó $97.809.629 para atender el tramo desde el aeropuerto Martín Miguel de Gemes hasta Campo Quijano entre setiembre de 2009 y el mismo mes de 2014.
Otros $120.505.363 fueron asignados en dos licitaciones que se adjudicaron a la constructora Pigé en distintas secciones de la ruta entre Campo Quijano y el límite con Chile. Uno de los contratos se extendió desde enero de 2008 hasta octubre de 2013 y el otro, desde marzo de 2010 hasta julio de 2012.
En otras contrataciones, que fueron acordadas desde mayo de 2010 hasta octubre de 2011 con la empresa Cleanosol, se facturaron $17.739.137 por obras de conservación ejecutadas entre Estación Chorrillos y Muñano. En ese mismo tramo se licitaron en 2012 obras de reconstrucción y mantenimiento por $49 millones.
Otros $50 millones se dispusieron después para trabajos similares en diferentes secciones entre Campo Quijano y el Paso de Sico.
Soluciones pasajeras
Los gastos en los sectores enripiados de la ruta nacional 51, que representan el 64% de su trazado total, fueron ostensibles y los resultados, efímeros.
René Gerónimo CAMIONERO "En cada viaje por la ruta 51 tenemos que cambiar algún repuesto del camión".
Las lluvias, crecidas de cursos y derrumbes (en uno de ellos un camionero, Carlos Medina, perdió la vida en marzo de 2010) demostraron que, sin un programa de obras planeado y sostenido, los trabajos de mantenimiento y conservación son mucho más caros que una pavimentación integral

Obras anunciadas para la tribuna, sin presupuesto
A días del balotaje, se presentaron obras que no están incluidas en las previsiones del 2016. El 9 de noviembre pasado, desde Vialidad Nacional se anunció la firma de los contratos para la pavimentación de dos sectores de la ruta 51: uno desde mina La Poma hasta la trepada hacia el Alto de Chorrillos y el otro desde el final de la cuesta hasta Campo Amarillo, en las cercanías de Olacapato.
Para ambos tramos, que fueron licitados hace dos años, se comprometieron $300 millones, pero el presupuesto nacional de 2016 no tiene previsiones económicas para las obras básicas y de pavimentación que fueron anunciadas, dos años después de su licitación, para la tribuna.
Leopoldo Salva INTENDENTE DE SAN ANTONIO "La ruta no se mantiene como corresponde y prácticamente no se puede transitar".
El 18 de noviembre, a días del balotaje presidencial, el delegado en Salta de Vialidad Nacional, Francisco Bloser, y el electo parlamentario del Mercosur, Hernán Cornejo, mostraron a la prensa los trabajos iniciales de uno de los 62 pilotes del puente proyectado en la zona de El Candado.
Con el hormigonado de la primera fundación, sin embargo, se dieron por clausuradas todas las obras en ese viaducto hasta mayo de 2016. "Tendremos un receso por la temporada estival", dijo Bloser ante los periodistas reunidos en ese punto de la ruta nacional 51, ubicado a 5 kilómetros de Campo Quijano y 35 de Salta.
Para el proyecto, que contempla cinco kilómetros de camino y un puente de 382 metros sobre la confluencia de los ríos Toro y Candado, se fijó un monto oficial de $150 millones y un plazo de ejecución de 12 meses, pero esas obras tampoco figuran con previsiones financieras en el presupuesto nacional de 2016.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


javier postiglione
javier postiglione · Hace 11 meses

hasta que no se termine no queda otra...ir por Jama


Se está leyendo ahora