Gendarmería Nacional a raíz de un control de ruta rescató a un mono ardilla (Saimirí Boliviensis), el cual era transportado en un rodado que provenía de la localidad de Salvador Mazza y se dirigía a la provincia de Buenos Aires. El conductor quedó demorado al encontrarse en infracción a la ley 22.421 Conservación de la Fauna. El hecho tuvo lugar en la localidad salteña de Aguaray.
Ayer, personal del Escuadrón 54 Aguaray que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación, efectuaban un control sobre la Ruta Nacional Nro. 34 cuando detuvieron la marcha de un vehículo para su correspondiente requisa.
Al efectuar la inspección, los gendarmes detectaron en el interior del automóvil un animal silvestre de la especie "mono ardilla" (saimirí boliviensis) que se encontraba envuelto con una frazada y atado a una cuerda. Ante tal situación, los efectivos labraron las actuaciones correspondientes y notificaron al conductor por hallarse en infracción a la Ley 22.421 (Conservación de la Fauna). A su vez, se trasladó al ejemplar hacia la Unidad donde se le realizaron las atenciones sanitarias.
Asimismo, se tomó contacto con el titular del Programa de Biodiversidad de la Secretaria de Ambiente de la provincia de Salta órgano interviniente, quien orientó la entrega del animal quedando dicha especie a disposición de la Institución.
Cabe destacar que el hábitat natural del primate son los bosques tropicales de Bolivia y es considerado una especie protegida. Y generalmente se los captura para luego ser vendidos como mascotas exóticas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora