Agustina Márquez Ibañez captó el gesto que tuvo el chofer Julio González de la línea 10 de la empresa Coniferal de Córdoba capital. El hombre esperó a que un nene subiera al colectivo para obsequiarle un par de zapatillas. La sonrisa del pequeño es impagable.
En el posteo hecho por Agustina el martes abundaron los buenos comentarios hacia el chofer. "No todo está perdido", escribió la joven al compartir la foto en las redes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


luis vilte
luis vilte · Hace 2 meses

bien ahi tendria que ser de varios

enrique alcala
enrique alcala · Hace 2 meses

Es cierto no todo esta perdido, muy ejemplar este trabajador del volante. que Dios lo proteja.


Se está leyendo ahora