La vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, consideró que la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, "debe quedarse" en su cargo después del 10 de diciembre, al tiempo que destacó la designación de Germán Garavano como futuro ministro de Justicia.
"El cargo de Gils Carbó es para quedarse. Es un cargo vitalicio, como es el de ministro de la Corte. Así que en principio debe quedarse. Debe quedar la procuradora, la defensora (general de la Nación, Stella Maris Martínez) y los ministros de la Corte. Son cargos vitalicios", sostuvo la integrante del máximo tribunal.
Highton de Nolasco resaltó que, de acuerdo a la legislación vigente, "el juicio político es la única vía" que le quedaría al presidente electo, Mauricio Macri, para poder desplazar a Gils Carbó de la Procuración General de la Nación.
De esta manera, se pronunció respecto de la intención del líder del PRO de que la jefa de los fiscales dé un paso al costado el próximo 10 de diciembre.
La Constitución del 94 establece que el procurador tiene el mismo rango de un juez de la Corte Suprema.
Se necesitan dos tercios del Senado para destituirla en un juicio político. Cambiemos no los tiene.
Asimismo, la ministra de la Corte Suprema saludó la elección de Macri de designar al exfiscal general de la Ciudad como ministro de Justicia para suceder en el cargo a Julio Alak.
"Me parece muy buena la elección de Garavano como ministro de Justicia. Lo conozco desde hace muchos años, gestiona bien, trabaja bien, sabe, es muy serio", afirmó la jueza.
Mecanismos de destitución
Lo más cómodo para el PRO sería que Gils Carbó diera un paso al costado y presentara su renuncia. La procuradora ya dijo que no dejará el cargo.
Un juicio político requiere de dos tercios del Senado, algo con lo que el macrismo no cuenta. Lo siguiente sería empujarla a renunciar. El punto débil de la Procuración es el presupuesto. Pero si el plan es limitarla financieramente, la estrategia puede volverse un arma de doble filo. Si no hay fondos para pagar los sueldos del Ministerio Público Fiscal, el problema también será del gobierno. Aunque su renuncia es una prioridad política para el PRO, diciembre viene con una agenda cargada lo que podría darle tiempo a Gils Carbó para negociar su continuidad con el nuevo ministro de Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 11 meses

lo triste de esto....la sra Justicia se vapuleada d uellta........ella se manifesto como un ferviente militante UUUUUUUKKKKKKKKKKKK..........dejo su envistiura para dedicarse en su cargo como un soldado mas a las ordenes de la engendra,,......se le pide un gesto de grandeza ....RENUNCIE..o de un paso al costado ..por etica profesional...

Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 11 meses

Coincido con ud. Alvaro Figueroa, pero si son cargos vitalicios consagrados por la Constitución como tal ¿porque no le piden que den un paso al costado Lorenzetti y los otros dos ministros de la Corte Suprema?? Además, sería absurdo plantear esta cuestión ante la Corte y sin duda que sería rechazada in limine, como dicen los abogados.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

Gils Carbó no "recibió el apoyo de la Corte", como dice el título de la nota. Tiene, sí, la opinión de uno de sus miembros, que debió abstenerse, en la medida en que de plantearse una cuestión ante dicho Tribunal , la Dra. Highton ya tendría tomado partido, al haber "apoyado la continuidad de la jefa de los fiscales".


Se está leyendo ahora