Estaba todo armado para la fiesta, pero Nueva Chicago no fue el invitado ideal. Es que con el empate conseguido anoche, dejó a Gimnasia con el grito atragantado. Y ahora los muchachos de Mario Sciacqua tendrán que ir a buscar el ascenso a primera división en Mar del Plata cuando el próximo domingo enfrenten a Aldosivi, que también tiene chances. La ventaja es que el "lobo" ganando se asegurará el boleto, pero inclusive empatando o perdiendo igual subiría a la "A", siempre y cuando otros resultados le sean favorables.
En un repleto estadio "23 de Agosto", donde se calcula que hubo 18.000 personas, el equipo de Mario Sciacqua salió a buscar el triunfo. Sin embargo, la ansiedad le jugó en contra. Se mostró impreciso con la pelota y confundió velocidad con apresuramiento.
Encima, el conjunto de Mataderos se encontró con un gol en su primera llegada aproximación. Barbona sacó un zapatazo de fuera del aérea que se desvió en "Pipo" Desvaux y descoló a Ojeda. Fue un balde de agua helada.
Gimnasia no pudo reaccionar. El único que intentó pensar y llevar con criterio el balón fue Sebastián Ereros, quien a la postre se convertiría en la figura de la cancha.
La falta de conexión entre los volantes y los puntas fue notoria. Se abusó de los pelotazos, facilitando la tarea de los defensores del "torito".
Pero a los diez minutos de haber comenzado el complemento, Ereros desparramó cuatro rivales, habilitó a López por derecho quien envió un centro perfecto al corazón del área. Haberkorn, de primera, puso el merecido uno a uno.
A partir de allí y con el empuje de su gente, el local mejoró radicalmente. Ereros armó otro jugadón, pero el tiro final de Martinena encontró una gran respuesta en el "Uno" visitante, Alejandro Sánchez.
El técnico Omar Labruna al ver que la marca personal sobre el "10" de Gimnasia no estaba rindiendo no dudó en sacar a Fattori para hacer ingresar a Maidana, el nuevo perseguidor de Ereros.De todas maneras, el exVélez e Instituto siguió manejando los hilos hasta que fue reemplazado.
Y en el minuto 45, otra vez apareció el pibe Haberkorn, que de media vuelta sacó un tiro impresionante con destino de red, pero Sánchez se encargó de amargarlo.
El "lobo" insistió en el cierre, pero no hubo forma. El empate estaba decretado.
Chicago sumó un punto y debe esperar que otros le den una mano en la jornada final, donde tiene descanso. Gimnasia, en cambio, depende de sí para volver a la "A" y es una ventaja importante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...