Un grupo de gobernadores desembarcó ayer en el Senado de la Nación para manifestar su rechazo al proyecto opositor sobre el impuesto a las ganancias y la mayoría de ellos, además, pidió al Gobierno nacional participar de una mesa de diálogo junto a partidos políticos con representación parlamentaria, a fin de elaborar una nueva propuesta.
A la reunión de la comisión de Presupuesto de la Cámara Alta concurrieron los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Jujuy, Gerardo Morales; de Córdoba, Juan Schiaretti, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.
Todos ellos manifestaron su rechazo al proyecto que recibió sanción en Diputados a través del impulso de los bloques del Frente Renovador y el Frente Para la Victoria, con la excepción del chubutense Mario Das Neves, cercano al diputado Sergio Massa, que pidió su aprobación.
En este sentido, Das Neves había dicho que en su provincia "a casi el 50 por ciento de los trabajadores les impacta negativamente el impuesto a las ganancias".
El mandatario chubutense dijo que "duda de los números" que planteó el Gobierno en sus críticas a la iniciativa de la oposición.
proyecto de ganancias - provincias.jpg
Más tarde, cuando ya se conocía que el proyecto no había recibido dictamen de comisión en el Senado, la mayoría de esos gobernadores (Urtubey, Schiaretti, Bertone, Gutiérrez y Weretilneck), más Miguel Lifschitz (Santa Fe), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco) y Gustavo Bordet (Entre Ríos) se reunieron en un hotel del centro porteño.
Allí, todos ellos acordaron un pedido a la Casa Rosada para que ponga en marcha una mesa de diálogo con los gobernadores y los partidos políticos con representación parlamentaria para elaborar una nueva iniciativa para modificar Ganancias.
"Hay que salir de la falsa dicotomía entre los salarios de los trabajadores y las cuentas de las provincias. Pedimos al Gobierno que convoque a una mesa a los gobernadores y fuerzas políticas con representación parlamentaria para consensuar un nuevo proyecto de Ganancias", sostuvo Schiaretti en declaraciones a la prensa al retirarse de ese encuentro.
Más temprano en el Senado, Schiaretti se había sumado a las críticas al afirmar que "el proyecto que tiene sanción de Diputados no soluciona la dificultad de la distorsión, sino que la profundiza".
La propuesta de Urtubey
Por su parte, Urtubey llevó a la reunión una propuesta propia para elevar el piso del mínimo no imponible a 48.600 pesos para una persona casada con dos hijos y que además contempla no gravar la minería ni los plazos fijos pero sí el juego.
La negativa de todos estos gobernadores al proyecto opositor de Ganancias abrió una clara brecha con la CGT, que había pedido en el Senado la aprobación de la iniciativa: "Respetamos la opinión de la CGT", se limitó a declarar Urtubey al ser consultado por esa diferencia con el sindicalismo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora