Lo ocurrido en la UTA tuvo todos los condimentos de un golpe de Estado a la actual conducción del sindicato que nuclea a los trabajadores del transporte automotor de pasajeros. La toma de la sede gremial y el secuestro del secretario general Jorge Flores marcó un episodio sin precedentes dentro sindicalismo, lo que pone en evidencia la gravedad institucional que esta situación trajo aparejada ayer.
El copamiento del edificio sindical fue el resultado de una feroz interna que se generó en el seno de la comisión directiva. Así lo confirmó a El Tribuno el propio secretario de organización, Luis López, quien manifestó que no ejerce el cargo porque Flores "me hizo a un lado". Dijo que en la misma situación se encuentra el secretario gremial Omar Pereyra y otros integrantes del gremio. "La toma del gremio se dispuso porque Flores está conduciendo a espalda de los trabajadores y por eso se tiene que ir", expresó López.
"Efectivamente, esto es producto de una lucha interna y así como muchos trabajadores luchamos para terminar con el feudo de Oscar Cruz, de la misma manera vamos a luchar para que Flores se vaya porque nos defraudó a todos", sentenció López. Dejó entrever que el desencadenante de lo sucedido ayer fue un episodio ocurrido el viernes pasado en la sede de San Luís 555 donde, según el dirigente, el secretario gremial Omar Pereyra fue agredido a raíz de la cuestión interna. "Las cosas con Flores vienen mal desde hace rato y lo que ocurrió con Pereyra fue la gota que rebasó el vaso, pero la toma del gremio ya estaba decidida de antes", señaló.
En todo momento los intrusos expresaron que Flores no estaba secuestrado y que el objetivo de la toma era obligarlo a renunciar. Al mismo tiempo expresaron que no tenían ningún cuestionamiento hacia los otros secretarios, Carlos Barros y Jorge Banda, quienes se encontraban junto al secretario general al momento de la toma. "Esos dos dirigentes también están de acuerdo con nuestra lucha porque son víctimas de la forma de conducir de Flores", aseguró López.
En medio del clima de tensión que se vivió ayer, se comentó que el principal opositor a Flores es el secretario adjunto Sixto Tactagi, y que habría sido el mentor de la toma de la sede gremial porque su intención es quedarse al frente de la UTA. Trascendió que en horas de la tarde el dirigente habría sido convocado a declarar por el juez Miguel Medina. Lo que pasó a partir de las 16 quizás explica el rol que pudo haber jugado Tactagi en todo este movimiento. A esa hora los que usurparon el sindicato decidieron liberar a Flores y más tarde dejaron sin efecto la medida y se entregaron a la policía sin ofrecer resistencia.
Frente a lo expuesto, no se descarta la posibilidad que en la causa por secuestro extorsivo no solo queden imputados los 32 empleados que participaron de la toma de la sede sindical, sino otras personas que habrían actuado como instigadoras. Mientras tanto, el futuro de la actual conducción de la UTA es todo un interrogante, tomando en cuenta que varios de sus miembros están enfrentados con Flores. "Lo mejor sería que convoquen a una nueva elección", expresó un chofer.

Resurgió el nombre de Oscar Cruz

En noviembre de 2014 Jorge Flores terminó con el mandato de 33 años ininterrumpidos de Oscar Santos Cruz al frente a la UTA. A partir de ese momento la actual conducción se propuso como meta cambiar el rumbo del sindicato. Sin embargo al poco tiempo comenzaron a surgir problemas a nivel interno, lo que desencadenó en una feroz lucha.
Luis López atribuyó esta situación al hecho de que Flores no hizo nada para defender a los trabajadores que fueron despedidos en las distintas empresas de transporte. “Se suponía que nosotros llegamos para trabajar en favor de nuestros afiliados, pero resulta que Flores está del lado de la patronal”, expresó. En medio de esta situación, ayer resurgió el nombre de Cruz y en tal sentido se especuló que el veterano dirigente podría estar relacionado con el copamiento del gremio. “Cruz no tiene nada que ver con esto. Los que estamos al frente de esta lucha somos los representantes de la agrupación Lealtad, que fue la que trabajó para terminar con el eterno mandato de Cruz”, aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 15 días

¿ Pero no era que lo iban a quemar?

Se está leyendo ahora