Luego de una noche de boliche y alcohol, cerca de las 5.30, efectivos policiales registraron una denuncia de un supuesto robo contra un joven domiciliado en barrio Castañares.
Tras salir en busca de los responsables, de acuerdo a las características aportadas por el joven, los policías demoraron a cuatro hombres y secuestraron un par de zapatillas marca Puma, un celular Nokia color negro con gris pertenecientes al denunciante.
Según los uniformados el hecho se produjo en inmediaciones del cementerio ubicado cerca de la terminal de ómnibus de esta capital.
Según habría señalado el muchacho asaltado, fue interceptado por los jóvenes quienes le robaron sus pertenencias, y además le propinaron algunos golpes. Profesionales de la salud le diagnosticaron "politraumatismos" y fue trasladado al hospital San Bernardo.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora