El secretario municipal de Hacienda, Sebastián Gomeza, aseguró que "dejamos una Municipalidad totalmente saneada y con las cuentas equilibradas, gracias a políticas financieras y de pago que brindaron previsibilidad".
Gomeza reivindicó el alto nivel de cumplimiento tributario, "que hoy llega al 80% y que hace del municipio capital un ejemplo en materia impositiva". Sobre los cheques diferidos, que el equipo de Gustavo Sáenz estima por encima de los 30 millones de pesos a pagar en febrero y marzo, Gomeza aseguró que "hoy esos cheques rondan los 23 millones de pesos aplicables hasta marzo de 2016, es decir no representan una erogación importante para el municipio. Se otorgaron a 30 y 60 días, por lo que estamos hablando de saldar estos compromisos de forma casi inmediata". Gomeza citó al procurador general de la Municipalidad, Aníbal Anaquin, para estimar que "las deudas enjuiciables no llegan a los 30 millones de pesos, lo que demuestra que la política del intendente Isa fue siempre arreglar y cumplir con las obligaciones financieras, aun cuando estas hayan sido generadas en gestiones anteriores". El funcionario informó que se reunió "en reiteradas ocasiones" con Ricardo Villada, Matías Cánepa, Nicolás Demitrópulos, Pablo Gauffin y Pablo Outes, a quienes "se brindó toda la información que solicitaron sobre los puntos fundamentales para un buen funcionamiento de la Secretaría de Hacienda, como la elaboración de presupuesto y el tratamiento de los ingresos y egresos del municipio".
Con respecto a su futuro personal luego del 10 de diciembre, Gomeza aseguró que "el objetivo se cumplió y hasta el último día de gestión estaremos abocados a ese mandato que nos confirió el intendente Miguel Isa".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora