Una vez más la fiesta del Carnaval dio rienda suelta a los festejos y alegría de todos los cultores del dios Momo. Las noches de los corsos que se llevan a cabo sobre la tradicional avenida Vicente López y Planes de Orán, desde la plazoleta de la Estación hasta calle Pellegrini, lograron juntar a un buen número de asistentes en las primeras dos jornadas de desfiles.
De acuerdo a la estimación oficial de la policía la primera noche, la del sábado 16, había unas 8.000 personas presentes mientras que el domingo 17 la cantidad no superaba la 4.000, quizás por la amenaza de lluvia, lo que al final se produjo y aceleró la finalización del corso.
Los participantes en las distinta expresiones son ocho conjuntos en fantasías tropicales y ocho en tradicional andino, los más numerosos.
Asimismo, hay comparsas artísticas, autóctonas y disfraces individuales.
El próximo fin de semana continuarán los corsos, en el horario establecido, a partir de las 22, aunque la hora de finalización no está establecida, pero se sabe que se extiende hasta bien entrada la madrugada, cuando concluye el paso de todos los conjuntos, disfraces y carrozas participantes.
A propósito de este tema, la madrugada del domingo el desfile se extendió hasta cerca de las 5 de la mañana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora