*

Cuando eran las 20.20 aproximadamente del sábado, el chofer del interno 219, corredor 2F, alertó a través del botón antipático sobre un enfrentamiento en el interior del colectivo. El hecho, según lo argumentado por el denunciante, ocurrió mientras el transporte de pasajeros circulaba por las calles Lerma y Zabala. Tras la gresca, el chofer se dirigió a la preventora para radicar la denuncia expresando que un grupo de jóvenes se habían enfrentado a golpes de puño, incluso lanzando botellas de vidrio. Por suerte, según el chofer, ningún pasajero terminó herido y los irascibles se bajaron en la plaza del barrio Ceferino.
Más tarde, el reporte policial indicaría que el conductor del colectivo destacó que había sido agredido con golpes de puño en uno de sus brazos por la gresca generada en el interior del colectivo. Al mismo tiempo, fuentes policiales señalaron que cerca de las 20.30 registraron un llamado anónimo al 911 dando cuenta que en la calle Córdoba al 1600 un joven estaba siendo golpeado mientras descendía de un colectivo. Según detalles, le sacaron algunos dientes y emanaba abundantes sangre.
Alertados por la situación, los uniformados lograron entrevistarse con dos jóvenes que al parecer iban en el transporte, entre ellos una joven de 19 años, quien expresó que mientras viajaban con un grupo de amigos en el micro, un muchacho ebrio intentó seducirla y, ante la negativa de la joven, el sujeto le tocó uno de sus glúteos, provocando la ira de sus amigos quienes empezaron a agredirlo físicamente. Al lugar llegó la ambulancia para atender al damnificado y los médicos constataron la importante borrachera que tenía encima. Al final, la joven decidió no radicar denuncia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...