En la sesión de ayer, el Concejo Deliberante de la capital salteña sancionó una resolución para designar a dos profesionales, uno de Derecho y otro de Psicología, para asistir a las víctimas de la violencia de género. También creó por ordenanza el "Programa municipal de concientización, información y prevención sobre grooming y ciber bulliyng". En ambos casos, quedaron en evidencia dos problemas de cruda actualidad frente a los cuales las instituciones y la legislación se muestran impotentes.
Violencia de género
El femicidio es un rasgo de la cultura, que recién en los últimos años ha sido planteado como desafío; se multiplican las normas para detenerlo y, sin embargo, sigue funcionando como un flagelo. "No es normal que exista la violencia de género; no es normal que un hombre pretenda controlar a su mujer; no son normales el insulto, la amenaza o los golpes; no es normal que una mujer sea obligada a tener relaciones sexuales", dijo la concejal justicialista Frida Fonseca al fundamentar la resolución para que dos profesionales se sumen a la Oficina de Asesoramiento para Mujeres en situación de Violencia de Género, propuesta por la concejal Romina Arroyo. La iniciativa fue acordada con los colegios de Abogados y de Psicólogos, que nominarán a los candidatos. En un plazo de 30 días, ambos Colegios elevarán las nóminas de profesionales. El presidente Ricardo Villada informó que la oficina funcionará en el anexo del Concejo Deliberante, donde se encuentra el Salón de la Mujer "Juana Azurduy".
Peligros en la red
El programa de prevención frente al Grooming y el Ciber Bulliying surgió de una reunión que los concejales Villada y Frida Fonseca, acompañados por Romina Arroyo, Lihue Figueroa, Luis Hosel, David Leiva, Virginia Cornejo, Gustavo Serralta, Socorro Villamayor, Ángel Ortiz y Alberto Salim habían mantenido con el director de la ONG Grooming Argentina, Hernán Navarro, y la coordinadora del NOA de la Lucha contra la Trata de Personas, Isabel Soria.
Grooming es el nombre que se da al acoso sexual que sufren niños y adolescentes por parte de adultos que se filtran con identidades falsas a través de las redes digitales para obtener imágenes eróticas y eventuales encuentros sexuales.
El ciberbullying es el acoso que se vale de medios informáticos para hostigar a una persona. Se trata de una situación de abuso y vejación sostenida y repetida a lo largo del tiempo, causada por un grupo de individuos, "una patota digital", que utilizan para hacerlo las redes informáticas, teléfonos inteligentes y hasta consolas de videojuegos.
Hernán Navarro advirtió a los ediles: "Entendemos la importancia de los límites por parte de los adultos para romper con el paradigma de internet en donde es difuso lo público y lo privado, dejando a nuestros niños expuestos".
Por ahora, los concejales adoptaron una estrategia preventiva y educativa, asociada con distintos organismos municipales y orientada a fortalecer la posición de los padres frente a un fenómeno generacional que involucra a sus hijos y que a ellos los desborda.

Meteorología propia

El Concejo Deliberaste sancionó ayer la ordenanza para la creación de un Observatorio Meteorológico en la ciudad que, según el autor, Gastón Galíndez, incluirá la instalación de cinco pluviómetros estratégicamente distribuidos.
El 24 de febrero, una lluvia torrencial inundó la zona norte de la ciudad en menos de dos horas. El pluviómetro del aeropuerto, instalado a quince kilómetros, registró apenas 27 milímetros. Con el nuevo observatorio, ese déficit quedaría corregido. La ordenanza anticipa que el organismo estará dotado con "tecnología de última generación" y que tendrá como funciones "observar, comprender, predecir, realizar y difundir pronósticos del tiempo y del estado de la atmósfera para toda la ciudad". Además, "el observatorio deberá contar, indefectiblemente, con un sistema de alerta temprana".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora