Un nuevo ataque incendiario se registró en la madrugada de ayer en la región de Biobío, en el sur chileno, donde las llamas consumieron una capilla católica al sur de Cañete, 650 km al sur de Santiago.
El nuevo ataque fue provocado por desconocidos, que son buscados por Carabineros en estos momentos, dejando en el lugar de los hechos un lienzo alusivo a la causa mapuche.
El incendio habría comenzado a las 2 de la mañana, cuando un voluntario de bomberos de la zona informó a Carabineros de las llamas en la capilla, propiedad de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Cañete, en el sector de Antiquia, en la provincia de Arauco.
El incendio no pudo ser controlado por personal de Bomberos de Antiquia y Cañete que llegaron hasta el lugar, donde se encuentra Carabineros, a la espera de que personal especializado realice las primeras pericias.
Este ataque se da luego que el día lunes el intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet, anunciara un plan para reconstruir 12 templos, católicos y evangélicos, incendiados en las últimas semanas.
"Si queman una iglesia, la vamos a reconstruir. Lo que no se puede aceptar es la intolerancia, atentar contra la libertad de culto y atentar contra la fe", declaró Jouannet frente a los representantes de las iglesias de la zona.
Estas seguidillas de ataques incendiarios se dan luego de que la semana pasada once comuneros indígenas fueran detenidos y diez de ellos dejados en prisión preventiva por su presunta responsabilidad en un ataque en el que murieron 2 personas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...