En juicio abreviado, la fiscal penal Mónica Poma acordó la condena de 8 meses por el delito de estafa con una tarjeta de crédito contra Alejandro Rivero y Daniel Varela, en una causa llevada a cabo en la Sala III del Tribunal de Juicio.
El hecho sucedió en 2008, cuando un guardiacarcel fue a cobrar su sueldo y se encontró con que no tená nada para cobrar. Denunció el caso y se abrió una investigación, que dejó al descubierto el ilícito cometido por sus compañeros mientras él trabaja en el penal. La condena fue homologada por la jueza Carolina Sanguedolce.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora