Organizado por la fundación Federalismo y Libertad y con la disertación del economista Gustavo Lazzari, se dictó un taller el viernes y sábado pasado en el que se analizó la situación económica actual a la luz de las similitudes y diferencias del contexto actual con la crisis del 2001.
El Tribuno dialogó con Lazzari, quien dio sus perspectivas sobre la coyuntura tan especial que atraviesa el país.
Usted aborda su charla a partir de la comparación entre la crisis del 2001 y la actual. ¿Cómo analiza la situación?
Yo creo que hay más diferencias que similitudes.
Después del 2001 hubo un consenso social para que haya más participación del Estado en la economía, en tanto que en la última votación lo que se eligió es ir a "más mercado". Además, con respecto al default, el 2001 marcó el inicio y 2016 se dará previsiblemente el fin del default.
En el fondo la gente percibe que hay un cambio de paradigma, un cambio de ciclo.
¿Qué opina de las expectativas de inflación que plantea el Gobierno?
No comparto el esquema que tiene el Gobierno. Me parece una meta poco ambiciosa para el principal problema que tenemos, que es la inflación. Para mí, plantear dentro de cuatro años una inflación a un dígito (que podría ser el 8 o el 9 por ciento), que es cuatro veces la internacional (que es 2%) es un error. El Gobierno debió haber anunciado una expectativa de tasa de inflación mucho más baja y haber hecho el esfuerzo fiscal correspondiente.

¿Más ajuste?
No me gusta la palabra ajuste, porque ajuste es lo mismo pero más chiquito. Me interesa lo que es la reestructuración. Para mí habría que privatizar. Por ejemplo Futbol para Todos, o en Centro Cultural Kirchner y también Tecnópolis.
No hay que tener miedo. El problema es el "focus group" que no lo acepta. El problema es que la sociedad pide "populismo bueno". Es decir, populismo no corrupto y el problema es el populismo.
La administración racional del populismo no es una vía. Es un error y todo viene del kirchnerismo, que nos rompió los conceptos.
¿Qué se viene para los argentinos desde su perspectiva?
Esperemos que el Gobierno termine de sacar la basura debajo de la alfombra y la ponga sobre la mesa.
De aquí a fin de año, espero que estabilicen la tasa de inflación. No creo que lleguen a la tasa de inflación que anunciaron para este año (que es del 25%), pero que se note la desaceleración. Y que los acuerdos salariales permitan a la gente compensar el tarifazo.
En el mediano plazo creo que lo que va a venir es el intento de hacer una buena gestión de un mal modelo. Que creo que puede funcionar... El mundo empuja... Puede ser un bálsamo durante algunos años.
Yo por mi parte deseo otra cosa. Creo que se debería hacer una reestructuración seria y creo que el argentino debería autorizar a los políticos a hacer una reestructuración seria del concepto de gasto público y fundamentalmente los impuestos.
Los impuestos están postergando al interior. Salta, por ejemplo, está postergada por los impuestos que legisla la capital y no le permite a la provincia crecer.
En EEUU cada estado pone sus impuestos y así, los estados más pobres ponen impuestos más bajos para atraer gente e inversiones.
En Argentina la tasa se fija en el conurbano bonaerense y Salta no puede competir, por ejemplo, para atraer una inversión si el mercado está en Buenos Aires.
El problema de fondo es que la estructura impositiva está empobreciendo al interior. Es el antifederalismo.

¿Cómo ve a los empresarios nacionales frente a este escenario?
Hay un freno empresario porque todavía no conocemos el rumbo. Una cosa es ordenar la casa. Otra es qué casa querés. El Gobierno todavía no está aclarando su plan económico.
Y las inversiones de los que tienen la plata en el colchón son fundamentales porque el primer que invierte es el de la pyme (pequeña y mediana empresa). La gran inversión siempre tarda más porque depende de algunas decisiones de política económica y no cuenta con la urgencia de la pyme. A las pymes hay que darles una mano con los bancos, hay que sacarles los palos de la rueda y responden rápidamente.
El Gobierno debería anunciar urgente un plan de obras, además del plan Belgrano, porque Argentina tiene toda la infraestructura rota, no solo el norte.
Y un plan que dé la sensación a los empresarios, grandes, medianos y pequeños, de que el costo argentino va a bajar. En definitiva, que haya reglas claras, que no haya que custodiar todos los camiones, que no hace falta que las provincias cobren impuestos descabellados, etc... Esas señales van a hacer que la inversión comience inmediatamente.

¿Como afecta el entorno mundial en la posibilidad de que lleguen inversiones extranjeras?
Muchos hablan de crisis como si el mundo se estuviera cayendo a pedazos, y es un error de concepto gravísimo. Macri recibe el mundo más real, el mundo real no tiene la soja a 600 dólares el kilo como el kirchnerismo.
Ya no tenemos un mundo que nos pague la soja a un precio que nos permita transportarla en camión desde el interior hasta el puerto de Buenos Aires. Pero falta hacer el tren o la hidrovía que abarate los costos. El problema es que la plata en vez de usarla para infraestructura se usó para el Futbol para Todos. Pero aquí lo que importa es que Argentina genere las condiciones para que sea redituable exportar.
Y es verdad que Brasil, Rusia y China, tres clientes importantes, están en crisis o desacelerándose, lo que nos afecta. Pero el mundo son 225 países y Argentina participa de menos del 0,4 por ciento de las exportaciones mundiales. Esto indica que hay mucho mercado para crecer. El 65 por ciento del mundo creció el año pasado al 3 por ciento. Si cada uno de esos países consumiera una chuleta de cerdo o un bife de asado, tendríamos que multiplicar por tres la producción vacuna y por veinte la producción de cerdo.
¿Qué quiere decir esto?
Somos nosotros los que no hemos salido a vender.
¿Cómo evalúa la situación del impuesto a las ganancias?
A mí no me gustó nada. El Gobierno prometió una cosa e hizo otra y quedó todo a medias, producto de la urgencia de hacer algo con ese impuesto y al mismo tiempo de la urgencia fiscal que tiene el Gobierno.
Hay medidas económicas que más allá de los números se tienen que anunciar conceptos. En este caso sería que "ganancias está mal y hay que sacarlo. Si no se puede este año será el 2017". Pero aquí no quedó claro eso y hubo una gran confusión. Y lo peor que le puede pasar a la actual administración es que quede como un kirchnerismo moderado.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 7 meses

Un pelotudo importante. Si tenes urgencias fiscales porque sacastes las retenciones a las grandes cerealeras y a la mineria . Porque le hiciste ganar en 4 meses mas de $ 8.000 a los grandes bancos. y fundamentalmente porque el presidente macri evade impuesto "vendiendo" sus empresas a empresas fantasmas y ......

delfin llanos
delfin llanos · Hace 7 meses

HDMP, a mi no me alcanza la guita para comer, menos para vestirme y hacer estudiar mis hijos, no vengas a vender porquería, estamos en el fondo, en el barro y como todos los que apoyan este nuevo gobierno, solo eso gobierno, porque de proyecto ni hablemos, de futuro menos, vamos directo a la muerte por hambre, cállate la boca son un simple mercenario que defiende lo indefendible, es un gobierno para los que invirtieron en la campaña, esto esta orquestado hace años, mas de 8, es la continuación de lo que Menen y Caballo no pudieron terminar y ahora esto no se arregla con un discurso académico, aquí hay hambre, HDMP


Se está leyendo ahora