Gustavo Moreno hoy tiene 53 años, seis hijos y está casado con Marcela. Trabaja como maestro mayor de obra y productor de seguros.
Es contestatario, polémico y crítico. Tiene una postura diferente a la de los discursos. Fue uno de los protagonistas del desembarco en Puerto Argentino, ese 2 de abril de 1982 en que la noticia de la recuperación de las Malvinas retumbó en las rotativas de todo el mundo.

¿Usted fue uno de los protagonistas del desembarco en Puerto Argentino?
Yo formé parte de la dotación del Batallón de Marina número 2, que desembarcó en Malvinas el 2 de abril de 1982. Yo iba en el vehículo anfibio 5 y era enfermero de combate.

¿Los atacaron en el desembarco?
Cuando tocamos playa no atacaron. Al cabo de unos 4 minutos sí. Se produjo un combate como en las películas.

¿Y cómo era el ánimo de las tropas?
Lo que nadie dice es que Malvinas fue nuestro tercer desembarco. Los otros dos fueron de adiestramiento. Éramos una unidad bien entrenada. Eso de que éramos unos pobres chicos en la guerra es mentira. Yo tenía buen entrenamiento, como mis compañeros. Ya tenía más de un año de servicio militar. En 1982 cumplí los 19 años. Infantería de Marina llevó a Malvinas a soldados de la clase 62. E1 Ejército tenía chicos de un mes de entrenamiento. Teníamos buenas armas. Mi historia difiere mucho de las que se cuentan.

Pero ustedes tenían lo mejor porque fueron los primeros en llegar...
En esa época Argentina tenía una Escuela de Desembarco. Venían de los países vecinos a aprender a desembarcar. Yo participé en el Unitas, que es un ejercicio de desembarco con tropas americanas, en el ''81. Las dos infanterías hicimos un desembarco en la península Valdés, sin enemigos reales. En Malvinas pusimos en práctica todo lo que sabíamos, solo que con balas. Yo, que era un enfermero, vacié todo mi cargador.

¿Qué apoyo tuvieron?
Hubo un desembarco de un comando anfibio previo. Ellos fueron a consolidar la playa y verificar la situación para que no nos vuelen. En el vehículo 05 estaba yo y recibimos la primera confrontación con un herido. Yo lo asistí. Justo cuando sucedía eso se estaba dando también el combate en la casa del gobernador. Allí hubo un muerto y dos heridos de los nuestros.

¿Por qué insiste en que se debe contar "la otra historia"?
El rol de Infantería de Marina es para destacar. Ojalá que algún día se cuente la verdadera historia. No esa que nos dice que éramos pendejos, que éramos cagones... lo de los estaqueados. Hubo muchas cosas buenas.
A mí ya me entrevistaron varios periodistas y yo no voy a decir lo que ellos quieren. Para mí fue un honor participar en esa guerra. Me tocó, fui, hice lo que tenía que hacer y volví. Los héroes son los caídos, no somos lo que vamos a desfilar. Yo no desfilo para caretear. Yo voy para que se recuerde a mis compañeros muertos. A mí me da vergenza, pero mi familia me apoya para que vaya.

¿Usted lo dice por la vinculación que se hace de Malvinas con el Proceso de Reorganización Nacional?
Debemos separar lo que fueron los desaparecidos y el golpe de Estado de los héroes. Ahora bien, necesitamos que cuenten la verdadera historia porque estamos degradando el honor con el cual los changos pelearon y dejaron su vida. Porque de ellos es el honor, que no eran unos pobres chicos. Tenían unos huevos gigantes y murieron peleando.

Usted también, porque dijo que descargó todas las municiones...
Yo era enfermero de combate, sin embargo llevo todo lo que llevan los demás más, todo lo que es de enfermería. Vos ves a tus amigos disparando y no podés estar sin hacer nada... le das. Para mejor teníamos armas buenas. Habrán habido armas malas y viejas, puede ser, pero nosotros no.

Usted habla de sus compañeros, ¿pero su superiores?
La relación con los superiores fue ejemplar. Allá nos jugábamos la vida y cada uno hizo lo que tenía que hacer.

¿Luego de superar el desembarco qué hicieron?
Después fuimos a la casa del gobernador, donde los ingleses ya se estaban rindiendo. Hubo un grupo de royal marines que huyeron porque no querían rendirse. Había que salir a perseguirlos y fui yo. Esa escaramuza siguió como hasta las 11. Hasta que vieron la superioridad numérica, porque ellos eran 14 y nosotros 40 con cañones del vehículos anfibios, y se rindieron. Esa fue la jornada del 2 de abril.

¿Cómo los veían los residentes de las islas?
El ciudadano común estaba sorprendido, pero no asustado.

¿Y los días después de recuperar las islas?
Después de recuperar las Malvinas dormíamos en la oficina postal. Ya no teníamos nada que hacer. Por otro lado, nos dijeron que aquel que entrara en alguna casa o hiciera algo malo sería ejecutado. Igual el que hiciera una escena de cobardía: la pena máxima, un tiro en la cabeza. La conducta fue la mejor.

¿Y lo de la poca comida?
Yo entré al servicio con 73 kilos y salí con 89. Mucho entrenamiento. Cuando me dieron la baja no me entraba la ropa.

¿Hubo más reconocimiento de la gente que de los gobiernos?
Sí, el reconocimiento fue de la gente y no de los gobiernos. El peor fue el de Alfonsín, que dijo que nosotros éramos un problema de las Fuerzas Armadas, pero para eso debemos contar la otra historia, no esa que dice que mandaron a unos chicos a matarse en un guerra sin armas ni equipos. Jeremy Moore dijo que si la guerra duraba dos o tres días más los ingleses se rendían.
Cuando le dicen a Infantería de Marina sobre la rendición, todos estaban asombrados. Muchas otras divisiones tenían bronca porque no había argumentos para rendirse. Es una bronca que aún dura. Entonces la historia verdadera no se cuenta porque hay que cagarlos a los milicos y en esto es como la vida: hay milicos buenos y otros malos. Hay que sincerar todo.

¿Usted dignifica a Galtieri?
Yo no dignifico a Galtieri, como tampoco digo que la guerra es buena. Yo destaco a los soldados de Malvinas por el coraje y el valor. Debemos honrar a los muertos.Yo tenía un amigo al que lo estaquearon porque se durmió haciendo guardia. Una hora tenía que cuidarnos. Entonces, antes de hablar hay que ver bien el porqué de los castigos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...