El intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, en entrevista con El Tribuno, realizó un análisis sobre la necesidad de obras de infraestructura para afrontar las inclemencias climáticas, cada vez más frecuentes, como las torrenciales lluvias registradas el fin de semana pasado.
Durante la madrugada del sábado cayeron en la ciudad 160 mm. Casas inundadas, canales pluviales rebasados, caminos provinciales destruidos, pérdidas materiales y obras de infraestructura arrasadas, como el canal derivador que colinda con la avenida Arturo Illia
¿Cuál es el balance de esta primera lluvia torrencial ocurrida el fin de semana?
El temporal afectó a unas 450 familias en la zona urbana y a 40 familias más en distintos parajes de la región. Necesitaron asistencia alrededor de 165 familias, cuyas viviendas resultaron anegadas y en muchos casos perdieron muchas de sus pertenencias.
Se repartieron colchones, camas, cuchetas, alimentos, agua potable y ropa, gracias a Cáritas. El resto de las familias no necesitaron esta asistencia, aunque también sufrieron serios daños.

¿Qué daños se registraron en la ciudad?
Hubo varios inconvenientes. Se desmoronó gran parte del canal Arturo Illia y se vio sobrepasada la alcantarilla ubicada en la ruta nacional 34, a la altura de la planta embotelladora de Agua Palau, lo que dejó media calzada para el tránsito.
Hubo anegamientos en varios lugares, pérdidas materiales y cortes de luz, que provocaron daños en electrodomésticos en algunos sectores. También hubo cortes de luz en los parajes Horcones y San Felipe, caída de árboles y paredes electrificadas en otros barrios.
¿Cómo encontró el parque automotor municipal para afrontar tales contingencias?
El parque automotor de la comuna está muy disminuido, hay pocos equipos pesados y los que están se encuentran muy dañados.
Este fin de semana varios funcionarios municipales debieron prestar sus camionetas para poder asistir a los vecinos afectados.
Además, colaboraron la Policía, los bomberos y la Brigada de Investigaciones.

¿Cómo evalúa el accionar de Defensa Civil local?
Cuando comenzamos a recibir reportes de daños se coordinó el accionar de bomberos y del equipo de Obras Públicas quienes con bombas, equipo pesado y bolsas de arena impidieron que ingresara agua en algunas casas.
Pero cuando vimos que la situación se tornaba más compleja, se decidió planificar el trabajo por zonas y de esa manera hacer rastrillajes y atender las necesidades puntuales de cada lugar.
¿Qué obras son necesarias para evitar estas contingencias?
Es necesaria la construcción del canal derivador sur, que va a impedir el ingreso de agua de zonas aledañas al casco urbano.
Se trata de una obra que, por su alto costo, es imposible realizarla con presupuestos municipales. Por ello, gestionaremos los fondos ante los organismos que corresponda.
Por nuestra cuenta incluiremos fondos en el presupuesto para hacer obras definitivas en el canal Arturo Illia, ya que lo que se hizo con anterioridad fue una solución precaria y los resultados están hoy a la vista: lo que se hizo se lo llevó el agua y los recursos invertidos fueron tirados a la basura.
Esto nos enseña que hay que hacer las cosas con planificación y en forma responsable.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 10 meses

AGAS, volvé, ...¡te perdonamos!


Se está leyendo ahora