Zanchetta expresó: "Necesitamos paz por el bien común de la sociedad. No está bueno que lo juzguemos desde las pasiones. No es una lucha entre los dos poderes: empresa o sindicato. Acá nadie habla de las familias afectadas, contratistas o tercerizados, que también se ven perjudicados con estas medidas. Acá hay hambre".
"Mi interés es el bien común, no tomar partido por la empresa o por el sindicato. Me interesa el bien de la familia. La huelga es un recurso legítimo, pero no un bien en sí mismo. El bien en si mismo es el trabajo. Hay gente que está sufriendo. Cuando uno es autoridad, lo sabe", señaló.
"Yo siento el dolor de la gente, personas que no se sienten interpretadas cuando se prolonga tanto el conflicto. Llamo a las partes a que puedan negociar en el marco de la paz. El corte de rutas nos mantiene sitiados y acá en el norte las consecuencias se sienten más", graficó.
"Brego por un poco de misericordia por las familias que necesitan una solución. Se puede reconstruir y acordar todo en el marco del respeto de la ley. Es imperioso que se vuelva al trabajo y, desde allí, seguir negociando, sobre todo, el cuarto turno", explicó.
"Hay que tener en cuenta que las partes no son solo dos, sino todas las familias involucradas y la única solución es el trabajo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora