La localidad de Santa Rosa de Tastil estará de festejo hoy, con la realización de la 9ª Fiesta del Haba. Sucede que a mediados de marzo, en la parte alta de la Quebrada del Toro, se realizan ya las últimas cosechas de esta legumbre que identifica a Tastil en el mundo.
Este evento busca fomentar la producción, comercialización y consumo del haba, un cultivo característico de la región. También revalorizar y dar a conocer a los visitantes las manifestaciones culturales de la quebrada del Toro.
La jornada comenzará con la tradicional ofrenda a la Pachamama, para dar gracias por todos los beneficios otorgados por la Madre Tierra.
Luego habrá feria de artesanías y venta de productos regionales, tales como maíz capia, papas andinas, quesos artesanales y todo tipo de hierbas aromáticas, además de espectáculos folclóricos y concursos de coplas, entre otros. Participarán productores de varios parajes de la quebrada del Toro para intercambiar sus productos y experiencias.
Los visitantes también podrán disfrutar de diversos platos regionales, dulces y salados.
"Esta fiesta busca revalorizar nuestras costumbres y ser un espacio para el encuentro de los pobladores de la región", señaló Osvaldo Soriano, de la comisión de Turismo y Artesanos de Santa Rosa de Tastil.

Gran valor nutricional

Las habas se destacan por su alto valor nutritivo y, en el caso de esta región andina salteña, por ser un cultivo totalmente orgánico. Son ricas en proteína vegetal y también poseen hidratos de carbono, fibra y su contenido en grasas es casi nulo.
Esta legumbre tiene un índice glucémico bajo, por lo que su consumo está recomendado para personas con diabetes.
Gracias a su valor proteico, es un excelente alimento para los niños que se encuentran en pleno crecimiento y para las personas que realizan tareas con gran desgaste muscular.
Su aporte en potasio hace que estas legumbres sean beneficiosas para las personas con hipertensión, mala circulación o retención de líquidos.
"Se trata de una leguminosa, por lo que tiene mayor cantidad de proteínas, fundamentales para el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso. Se pueden consumir frescas o secas. En este último caso, los macronutrientes se concentran mucho más", señaló la nutricionista Marta Jiménez, investigadora en la Universidad Nacional de Salta.
Las habas pueden cocinarse de diversas formas. Son ideales para guisos, cazuelas, ensaladas y hasta sopas. Al igual que la papa andina, las habas que se cultivan en la quebrada del Toro son totalmente orgánicas, es decir, libres de cualquier tipo de agroquímicos.
En el caso de los productos quebradeños del área andina salteña los cultivos se realizan a más de 2 mil msnm.

Un pintoresco paraje

En medio de los imponentes cerros de la quebrada del Toro, se erige Santa Rosa de Tastil. Está ubicada a 100 km de Salta capital. Se llega a través de la ruta nacional 51.
Es una zona dedicada a la producción agrícola-ganadera. Lo que los pobladores producen está destinado mayormente al autoconsumo. En los últimos años se fue desarrollando la producción de artesanías varias como otra alternativa artística, cultural y comercial.
Por su parte, también se registra un incipiente turismo impulsado por la presencia de las ruinas preincaicas de Tastil, sitio arqueológico de gran valor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora