Utilizada como trayecto de paso para la Virgen del Milagro durante la procesión, la calle Adolfo Gemes al 1000 es una de las arterias sometidas a las tareas de pavimentación de Obras Públicas de la Municipalidad. De acuerdo a lo expresado por las autoridades del área, la misma al igual que Necochea estarán transitables entre martes y miércoles próximo.
Si bien los vecinos del lugar se mostraron a favor del mejoramiento de las calzadas, el poco tiempo que resta para la celebración religiosa provocó en varios de ellos dudas sobre la culminación de las obras.
"Es un acontecimiento muy importante para los salteños y más para nosotros que vemos pasar la imagen de la Virgen por nuestra vereda", dijo a El Tribuno Miguel Ángel Ruiz, residente en la zona hace más de 50 años.
Los trabajos y la falta de habilitación sobre las calles aledañas al monumento 20 de Febrero causaron incertidumbre ante la proximidad de la procesión del Milagro. Resta esperar que la obra llegue a cumplirse en tiempo y forma.

El circuito

"El circuito está todo reparado pero no habilitado. Los tramos faltantes se habilitarán esta semana, entre martes y miércoles", dijo a El Tribuno el subsecretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Ignacio Pancetti.
Los arreglos en el sector comenzaron en los primeros meses del año y, por estas horas, la mayoría de las calles están reparadas. Aunque durante los últimos días, el mejoramiento del trayecto por el que transitan las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro habrían sido prioridad para la repartición municipal.
"Después de la procesión volveremos a cortar algunas calles hasta el 20 para reparar los cañones y pintar la base del monumento. La intención es dejarlo en óptimas condiciones", agregó Pancetti.

Una fiesta esperada

"Están hace varios días con los trabajos y creemos que los terminarán a tiempo, la procesión es muy esperada", expresó Claudia Burgos a El Tribuno, mientras contemplaba los trabajos a pocos metros de su vivienda.
Desde hace algunos años las personas que viven sobre calle Adolfo Gemes esperan con mucha alegría el trayecto de procesión que les toca. Para estar acordes a la ocasión, las semanas sirven para preparar los adornos que colocarán en el frente de sus casas.
"Vivimos esta época con mucha alegría y emoción. Viene toda la familia. Preparamos globos, banderas y otros adornos para acompañar el paso de la Virgen, es algo muy emocionante", aseguró la mujer que lleva más de cuarenta años como residente en la zona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora