La enfermedad "rompe huesos", como se conoce al dengue por el intenso dolor que produce en los músculos y las articulaciones, se ha metido entre nosotros. Se trata de una patología viral transmitida por mosquitos, que se caracteriza por producir inflamación de los ganglios y erupción en la piel. Pero no todos los mosquitos contagian el dengue, sólo aquellos que previamente han picado a alguien enfermo.
Existen cuatro tipos de virus y la primera vez que una persona es contagiada por cualquiera de estos 4 virus, adquiere el dengue, pero nunca volverá a padecer dengue por el mismo virus. En cambio, si la persona vuelve a ser picada por un mosquito portador de uno de los tres restantes virus, sufrirá otra vez dengue. Por lo tanto, una persona puede tener hasta cuatro veces dengue.
De acuerdo a las últimas cifras proporcionadas por las autoridades sanitarias del país y de la provincia, en Salta hay 352 casos confirmados de dengue hasta ahora, y en todo el país, la cifra asciende a 15 mil. La mayor cantidad de casos se ubica en la zona noreste del país, sobre todo en Misiones.
En la provincia de Salta se llevan a cabo tareas de prevención y disminución de propagación de la enfermedad a través de la acción conjunta de los municipios y las comunidades barriales, alertadas por los 250 casos autóctonos y 102 foráneos que se han registrado, con mayor incidencia en Orán, seguida por Apolinario Saravia, El Quebrachal, Las Lajitas, General Güemes y la Capital.
¿Cómo se contagia?
El dengue es transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas, les transmite esta enfermedad. El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos ni de la leche materna.
El mosquito que transmite el dengue, se desarrolla en envases caseros que puedan retener agua estancada.
Al no existir aún una vacuna disponible contra el dengue, prevenir la enfermedad es una constante y a la vez simple tarea que involucra la responsabilidad de cada persona y cada familia en el cuidado personal y del ambiente.

Evitar el problema
Básicamente, los especialistas recomiendan que las personas apliquen repelente contra insectos en la piel expuesta. Que rocíen su ropa con repelentes ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina. Que usen camisas de manga larga y pantalones largos. Que se usen mosquiteros en las camas. Se recomienda echar insecticidas en la habitación 1 hora antes de acostarse.
En cuanto a los cuidados ambientales, cada casa, jardín, terreno, debe ser revisado en búsqueda de recipientes que puedan acumular agua. Incluso hay que eliminar el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas. Hasta recomiendan rellenar los huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia. Se deben enterrar latas, llantas y demás recipientes u objetos que puedan almacenar agua. Los que no se puedan tirar, deben colocarse boca abajo o con tapa.
Especial atención con el agua de los floreros que debe cambiarse cada 3 días. De ser posible, habría que usar productos alternativos en lugar de agua, como geles o arena. Y ¿quién no tiene una mascota? Hay que cambiar el agua de su bebedero a diario y lavarlos con esponja. Las piscinas deben mantenerse limpias, cloradas o vacías todo el año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora