Es la antítesis de su exesposo Franco Macri. El perfil bajo y las palabras medidas es el estilo que caracteriza a Alicia Blanco Villegas que, a sus 79 años, dijo estar contenta porque su hijo Mauricio Macri es presidente.
La mujer, en una breve entrevista telefónica con el diario Perfil, también reconoció estar preocupada porque "no es fácil" estar al frente del gobierno de la Argentina: "El está haciendo un gran sacrificio por la vida de los demás".
Así continuó el diálogo con el periodista:
- ¿Qué no es fácil?
- Ser el presidente de este país.
- ¿Por qué piensa eso?
- Porque éste es un país al que le falta la cultura del trabajo y el estudio. La gente no está acostumbrada y tiene que empezar a pensar con inteligencia. Es un despiole lo que han hecho.
- ¿Usted le da algún tipo de consejo?
- No, él sabe lo que tiene que hacer.
- Pese a este escenario que comenta, ¿lo ve capacitado? ¿Piensa que le puede ir bien?
- Sí, pero estoy preocupada por él.
- ¿Por qué?
- Por esto que le digo, no es un país fácil de manejar.
- El tuvo algunos episodios de alarma en su salud este año. ¿Lo dice por eso, además?
- Qué le parece. Disculpe, no puedo hablar más. Lo tengo que dejar.
Con ese escueto contacto, la mamá del Presidente opinó por primera vez de los 10 meses que lleva en el Gobierno Mauricio Macri.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora