Sergio Massa quedó el domingo fuera del ballotage, pero los cinco millones de votos que cosechó serán clave para definir si el próximo presidente será Daniel Scioli o Mauricio Macri. Aunque aclaró que todavía debe reunirse con su partido para discutir una posición común, el hombre de Tigre ya dejó pistas sobre su lectura de los resultados y su posición a futuro.
El líder del frente UNA, Sergio Massa, consideró hoy que en los comicios del domingo pasado el electorado manifestó su voluntad de que se realicen "cambios" en la gestión de gobierno, al tiempo que negó que algún dirigente sea "dueño de los votos".
"La gente el domingo dijo que no quiere continuidad, la gente es dueña de su voto y de su voluntad. Creer que uno es dueño de los votos es soberbia", manifestó Massa.
En diálogo con el canal América, Massa se negó a manifestar explicitamente por quien votará y señaló que su fuerza política "mañana va a fijar posición". "Quiero que el próximo presidente se anime a llevar a cabo el programa por el que la gente nos votó", puntualizó el diputado.
También subrayó: "tengo la obligación de defender a mis votantes, esperemos que haya un compromiso de alguno de los candidatos sobre los temas que planteamos. Le tenemos que pedir a los candidatos que fijen su posición sobre estos temas". El ex candidato presidencial por UNA aseguró que "la Argentina necesita consolidar un camino de cambios. Voy a llevar (al cuarto oscuro) un sobre con todo el corazón puesto para que a la Argentina le vaya bien".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...