En un intento más por frenar la proliferación de basurales clandestinos a cielo abierto, el Concejo Deliberante analiza un proyecto para implementar fotomultas en San José de Metán.
La iniciativa es del concejal de Frente Plural, José María Issa. "Debido a la presencia de los basurales crónicos en la ciudad se debe instrumentar medios que permitan individualizar a las personas que tiran la basura en lugares no autorizados", señaló el edil en el proyecto.
Consideró que para llegar a tales basureros es necesario dirigirse en vehículo, algo injustificado dado que existe un sistema de recolección planificado y diagramado por barrios.
Cabe destacar que San José de Metán cuenta con un relleno sanitario para el tratamiento adecuado de los desechos. "Existen distintos lugares que son utilizados por personas para arrojar todo tipo de residuos. Estas conductas indebidas perjudican a los vecinos que habitan en esos sectores. Se contamina la zona y se descuida el medio ambiente, y con el correr del tiempo se van formando microbasurales", señaló el concejal.
El proyecto se encuentra en la comisión de Legislación. El edil sostiene que es necesario regular y aplicar multas a estas infracciones, las cuales deben existir para desalentar este tipo de conductas mediante un nuevo sistema.
"Por ello, debe garantizarse la validez de los medios probatorios que aporten los vecinos para detectar los vehículos que infringen tirando los residuos en los lugares no autorizados. Esto genera grandes basurales en la ciudad", dijo Issa, quien es abogado.
Denuncias anónimas
El proyecto establece que se implementarán multas de entre 950 y 3.800 pesos a los que arrojen basura en lugares prohibidos.
"Cuando se produzca una denuncia anónima mediante una foto o video que compruebe la infracción y en los que se incluyan datos de las patentes de los vehículos de los infractores, serán tenidas en cuenta como válidas para proceder a realizar las actas de infracción correspondientes, que ante recepción de autoridad competente se transformará en fotomulta", señaló el concejal Issa.
La iniciativa contempla que se establecerá un sistema de recepción de denuncias ambientales a través de números telefónicos directos, asignados por el departamento Ejecutivo municipal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Servicios Públicos.
Una lucha constante
Los vecinos de San José de Metán luchan permanentemente contra las personas desaprensivas que arrojan basura en cualquier lugar.
"Permanentemente arrojan basura en estos terrenos. Principalmente llegan vehículos en horarios nocturnos y tiran toda clase de desechos. Tuve que contratar a una persona para juntar y quemar todo porque esto se puede transformar en un basural a cielo abierto", dijo Braulio Aylán, que tiene una carpintería en la zona este de la ciudad.
El problema ocurre en un terreno ubicado en la calle José Hernández, entre las calles Jujuy y San Lorenzo.
"En una oportunidad pasó un camión y tiró basura. Yo lo obligué a que la recogiera, lamentablemente esto pasa todo el tiempo en Metán", dijo Aylán a El Tribuno.
Por otra parte, muy cerca de allí, en la misma zona de la ciudad, desde hace tiempo la ruta provincial 45, viene sufriendo las consecuencias de personas que arrojan toda clase de basura, escombros y hasta animales muertos.
La ruta, que es de ripio y tierra, es la continuación de la calle Jujuy este. El problema es de larga data e incluso la Municipalidad local sacó toneladas de desechos en camiones en varias oportunidades.
Ahora la comuna, en convenio con Vialidad de la Provincia, pusieron en marcha un intensivo plan de limpieza del sector.
Con personal y maquinaria de la repartición, se sigue avanzando en los trabajos de acondicionamiento de toda la zona.
Los basurales clandestinos representan uno de los problemas más delicados que sufre San José de Metán y preocupa a todos los vecinos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 5 meses

si el mismo municipio tira la basura a una cuadra del barrio balneario...lo mismo en la villa san jose...es una verguenza...


Se está leyendo ahora