En la escuela de barrio San Carlos hasta ahora cada sección tenía 28 alumnos, por lo que las docentes plantearon que se debían mermar los grupos, debido a que los chicos con discapacidad demandan más atención.
Se decidió bajar a 20 y abrir nuevas secciones este año; si bien serían más los grados, a fines del año pasado se sortearon los lugares para primero y sexto grado. El planteo de las mamás que dialogaron con El Tribuno, en aquel momento, no es la inclusión sino la incertidumbre por las nuevas designaciones que Educación tendrá que realizar. ¿Las harán en tiempo y forma?, ¿realmente se abrirán nuevas secciones? Son algunas de las preguntas que se hacen.
Al respecto, Miriam Kram explicó que no existe ninguna normativa que determine el número de estudiantes con discapacidad en la conformación de los agrupamientos, sino que es necesario evaluar y generar las condiciones apropiadas para favorecer los aprendizajes de todos los alumnos.
Para Kram, "es indiscutible que un número menor de alumnos en los agrupamientos favorece el intercambio de los docentes y los mismos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia