El Concejo Deliberante fijó multas para los organizadores de fiestas clandestinas y propietarios de inmuebles en donde se realicen. Las sanciones podrían superar los 50.000 pesos.
La autora de la iniciativa, Frida Fonseca Lardies (PJ), explicó que estos eventos no cuentan con autorización de bomberos ni de la Policía. "Se realizan en edificios que no están habilitados para la actividad, poniendo en riesgo la vida de los jóvenes", afirmó. Consignó además que "la mayoría de las veces ingresan menores y quedan expuestos a la droga y al alcohol".
La concejal agregó que se definieron claramente las fiestas clandestinas para exceptuar de las multas a los festejos familiares y los que se llevan a cabo en instituciones públicas.
En el articulado se cataloga como fiestas clandestinas a las que se realizan en casas privadas, incluyen baile público, no cuentan con autorización municipal y persiguen fines de lucro.
Las sanciones, según la ordenanza, serán de hasta 10.000 unidades tributarias, es decir, más de 50.000 pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora