El director nacional electoral, Alejandro Tullio, adelantó hoy que el escrutinio definitivo de las elecciones presidenciales del domingo próximo podría demorar hasta una semana. Por lo tanto, habría que esperar siete días para saber si hay segunda vuelta o no si hubiera un resultado ajustado en los comicios en la categoría presidente.
"Como se dijo en su momento, se ha adoptado una decisión que en la provincia de Buenos Aires que es la que más tarda, se va contar primero la categoría presidencial. Para el viernes posterior a la elección, sábado a la tarde o como máximo el lunes, tendríamos el resultado en la provincia", afirmó Tullio en diálogo con radio La Red.
Cuando le preguntaron si el conteo definitivo para saber si habrá balotaje o no podría demorar entonces una semana, el funcionario respondió: "Sí, es lo que puede llegar a tardar".
El candidato del oficialismo, Daniel Scioli, busca consolidar los resultados de las Primarias, donde terminó primero con el 39% de los votos. Para ser elegido presidente en primera vuelta debe superar los 40 puntos porcentuales y obtener una diferencia superior a 10 puntos con el candidato que termine segundo. Los opositores Sergio Massa y Mauricio Macri son los que aparecen con más chances de ingresar a la segunda vuelta.
Para acelerar la definición en el plano nacional, las autoridades de mesa tienen la orden de contar primero los votos para la categoría Presidente. En las Primarias, toda la información se volcaba al mismo tiempo, lo que provocó algunos retrasos.
Desde la Justicia Electoral adelantaron que esperan un domingo sin sobresaltos. Sin embargo, el principal riesgo es que se dé un escenario de gran paridad entre Aníbal Fernández y María Eugenia Vidal, candidato a la Gobernación de la provincia de Buenos Aires. En ese distrito no hay segunda vuelta y el triunfador del domingo se quedará con el sillón que hoy ocupa Scioli en La Plata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora