La Cancillería reafirmó ayer, al cumplirse 184 de la usurpación británica sobre las islas Malvinas, los "derechos de soberanía" de la Argentina sobre el archipiélago e insistió con un "llamado al diálogo".
A través de un comunicado, la cartera que encabeza Susana Malcorra destacó que "el 3 de enero de 1833, fuerzas militares del Reino Unido expulsaron de allí a la población y autoridades argentinas legítimamente constituidas, reemplazándolas por súbditos británicos".
"La República Argentina protestó inmediatamente ese acto de fuerza ilegítimo, sin consentirlo en momento alguno. Desde el inicio mismo de su existencia como nación independiente, la República Argentina exteriorizó a través de actos de gobierno la firme voluntad política de ejercer su soberanía efectiva en los territorios australes y espacios marítimos heredados de España", indicó.
Asimismo, la Cancillería resaltó: "Hoy, el pueblo y el gobierno argentino reafirman una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".
"La República Argentina reitera su firme compromiso con la solución pacífica de las controversias y el respeto del derecho internacional, e invita al Reino Unido a profundizar el diálogo iniciado a lo largo del último año con miras a reanudar las negociaciones que permitan encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, conforme a los reiterados llamados de la comunidad internacional", subrayó el comunicado.
La cláusula transitoria
En el comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores recordó que "la cláusula transitoria primera de la Constitución nacional consagra el objetivo permanente e irrenunciable de recuperar el ejercicio pleno de la soberanía sobre dichos territorios y espacios marítimos, de conformidad con los principios del derecho internacional y respetando el modo de vida de los habitantes de las islas Malvinas".
"Este objetivo es una política de Estado y responde al anhelo de todo el pueblo argentino", subrayó. De igual modo recordó: "En 1965, con la adopción de la resolución 2.065 (XX), la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció la existencia de una situación colonial en las islas Malvinas, y tomó nota de una disputa entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de dichas islas, instando a ambos gobiernos a solucionarla a través de negociaciones bilaterales".
"En ese mismo sentido se han adoptado otras nueve resoluciones de la Asamblea General, así como resoluciones anuales del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas", puntualizó.
También insistió en que "de conformidad con la resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la República Argentina insta al Reino Unido a que se abstenga de desarrollar actos unilaterales en el área en disputa, en particular los relacionados con la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables".
"Nuestra región ha sido unánime en su respaldo a los legítimos derechos de soberanía de la República Argentina a través de diversos pronunciamientos de las cumbres de Presidentes de los Estados Partes del Mercosur y Estados Asociados, de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)", señaló.
Cancillería destacó también que "otros foros multilaterales y regionales se han manifestado a favor de la reanudación de las negociaciones tales como la Organización de Estados Americanos, el Grupo de los 77 y China, la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Árabes (ASPA), la Cumbre de Países Sudamericanos y Africanos (ASA) y la Cumbre Iberoamericana".

La guerra

Argentina reclama las Malvinas desde 1833 y se enfrentó en una guerra con el Reino Unido en 1982 después de que la junta militar encabezada por Leopoldo Fortunato Galtieri, durante la última dictadura (1976-1983), ocupara las islas el 2 de abril de 1982, un conflicto que terminó dos meses después con la rendición argentina y en el que murieron 649 soldados argentinos y 255 militares británicos.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora