Vecinos e instituciones del paraje El Tunalito, ubicado en el departamento de Metán aseguran que desde hace tres meses no cuentan con agua.
Los vecinos enviaron una nota dirigida al intendente de El Galpón, Héctor Romero, explicando la grave problemática, pero dijeron que no recibieron respuestas.
Los residentes de la zona destacaron que el personal a cargo de la bomba que provee el líquido elemental se niega a dar soluciones.
Dijeron que el encargado asegura que cumple órdenes del municipio y que restringe el agua porque la comunidad hace un mal uso.
La problemática afecta a instituciones como la escuela de La Población donde los alumnos y docentes no cuentan con agua para beber. Tampoco pueden hacer el desayuno, preparar el almuerzo, hacer la limpieza ni hacer funcionar los baños, informaron consultados por El Tribuno.
El acta de los vecinos: "Ante la gravedad, la gente se ve obligada a recorrer muchos kilómetros en busca de agua, mientras que otros recogen lo que pueden de las acequias. A partir de este momento iniciaremos un plan de lucha hasta lograr que las autoridades nos escuchen".
"El Tunalito necesita una solución urgente. El problema es que la bomba y el tanque que existen son muy chicos para abastecer a todas las familias. La gente tiene que recoger agua en baldes, bidones y botellas de acequias de la zona. Esta es una situación insostenible, más aún cuando ya comenzaron las altas temperaturas", dijo Margarita Cuéllar a El Tribuno.
Debido a la situación los vecinos hicieron una reunión y labraron un acta en la que dejaron constancia de que alrededor de 60 familias se ven afectadas desde hace tres meses por un corte total del suministro.
Señalaron que la escuela Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, ubicada a dos kilómetros del paraje, también presentó notas haciendo el reclamo por la falta del líquido.

El reclamo
"Hace aproximadamente tres meses que todos los vecinos, familias conformadas por numerosos niños, ancianos y mujeres embarazadas están padeciendo el corte total de agua", señala el acta labrada por los lugareños a la que tuvo acceso este medio.
"Ante la gravedad, la gente se ve obligada a recorrer muchos kilómetros en busca de agua, mientras que otros recogen lo que pueden de las acequias", destacaron.
"A partir de este momento iniciaremos, entre todos, un plan de lucha hasta lograr que las autoridades escuchen este desesperado reclamo y que nos brinden una pronta solución", remarcaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia