Nancy Pachado y Claudia Santillán son dos mamás de cinco niños menores. Junto a las mujeres que se encadenaron en las rejas del edificio de Tierra y Hábitat, ayer comenzaron a protestar y gritar para que algún funcionario les dé una respuesta por la injusticia que se cometió de dejarlas afuera del terreno que les habían adjudicado en Parque La Vega. Nadie las atendió y pensaron que ya no tenía sentido seguir luchando. Fueron hasta una estación de servicio, compraron nafta en una botella descartable y se sentaron en el cordón de la vereda de enfrente. En un momento dado se rociaron el cuerpo con el combustibles con la firme decisión de inmolarse. Fue entonces cuando alguien advirtió la dramática escena y dio la voz de alerta, logrando impedir que accionaran el encendedor que cada una tenía en sus bolsillo. Momentos de profunda tensión se vivieron en esos momentos, los que se multiplicaron con el estado de crisis que invadió a las mujeres.
"Estoy cansada, nadie da la cara, todo esto es muy injusto", expresó Claudia, luego de ser atendida por un equipo médico del Samec. "Estaba ilusionada, me habían adjudicado el lote 11 de la manzana 28, pero resulta que se lo dieron a otra persona", contó la desesperada mujer, quien manifestó que siente una profunda quemazón en los senos y el abdomen. Dijo que tiene cuatro hijos pequeños y que no sabe qué hacer. "Pensé que lo mejor era quitarme la vida y por eso tomé esta decisión", expresó Claudia en medio de su angustia. Y agregó: "Lo único que quiero decir es que si nos pasa algo, el único responsable va a ser el gobernador Urtubey por designar a funcionarios corruptos".
Por su parte Nancy Pachado también manifestó que está desencantada por la injusticia que se cometió. "Yo tenía adjudicado un terreno en la manzana 32, pero me mintieron", explicó. "Tengo un hijo pequeño y no sé qué hacer. Estoy desesperada porque me rompieron la ilusión", manifestó con mucha tristeza. Dijo que pensó que lo mejor era morir y por eso intentó quitarse la vida. "Ahora ya estoy más tranquila y pienso que tengo que seguir viviendo para mi hijo. Mañana tengo que volver a mi trabajo porque de lo contrario me echan. Ojalá Dios se apiade de todos los que hoy estamos sufriendo por lo que nos hizo este gobierno", expresó.
Firmes en su lucha
Las ocho mujeres que se encadenaron el martes manifestaron que no renunciarán a su lucha y que mantendrán esta forma de protesta hasta las últimas consecuencias. "Nos acabamos de enterar que desplazaron a los funcionarios de Tierras y Hábitat, pero eso no representa ninguna solución para nosotros. Este cambio tiene que venir acompañado de una respuesta a nuestro reclamo; que nos entreguen los terrenos que nos robaron", reclamó Laura Juárez. De igual forma se pronunció Mercedes Valdiviezo. "Lo que queremos es que el gobernador Urtubey dé la cara, que nos explique por qué nos despojaron de los lotes que él mismo nos entregó a través de sus funcionarios" , pidió la señora de 60 años

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gustavo Castro
Gustavo Castro · Hace 9 meses

Yo veo un grupo de mujeres quilomberas que no le tiemblan el pulso de amenazar al gobernador.

hhhhhh iiiiiiii
hhhhhh iiiiiiii · Hace 9 meses

denuncia que no esta prohibido vender nafta en botellas o era agua qu verso morir a lo bonzo

GRACIELA LEAL
GRACIELA LEAL · Hace 9 meses

Una vergüenza.


Se está leyendo ahora