Que los beneficios de hacer deporte son incontables, lo sabemos todos porque, entre otras cosas, mejora nuestro humor, aumenta la autoestima y disminuye el estrés. Sin embargo no tiene el mismo efecto hacer ejercicio por la mañana, por la tarde o por la noche.
Hay quienes saltan de la cama cuando amanece y otros se ven atrapados entre las sábanas sin poder arrancar. Unos se activan cuando cae el sol y otros se entregan a los brazos de Morfeo, el dios del sueño, apenas pinta la luna.
Cada persona es diferente y ese es el primer factor para resolver el dilema de cuál es la mejor hora para hacer ejercicio.
El ritmo circadiano, que es una de las variables que va a determinar cuándo una persona se siente mejor para salir a correr, a andar en bicicleta, nadar o meterse en un gimnasio, marca el funcionamiento de cada individuo y su capacidad de desempeñar diversas actividades en un momento del día.
Lo que mucha gente no sabe es que la hora en la que practicamos ese ejercicio también importa. El entrenador de pesas Mateo Casali, explica que "de hecho, si hacemos ejercicios por la mañana, sacamos más beneficio de nuestro esfuerzo".
Sobre las ventajas de hacer deporte a primera hora de la mañana, Mateo destacó: "Es más fácil que no surjan imprevistos que impidan hacer ejercicio, como reuniones de última hora. Es difícil que salga un plan a las 8 de la mañana",
Agregó que "la persona empieza el día con mejor humor y más energía: el deporte potencia la producción de endorfinas, unas moléculas maravillosas que producen la disminución de la ansiedad, aumentan la sensación de bienestar e inhiben las fibras nerviosas que transmiten el dolor. Este efecto potencia la actividad mental durante las 10 horas posteriores al entrenamiento".
El entrenador aseguró que el ejercicio matutino, también "regula el sueño: precisamente porque hacer deporte activa nuestro organismo, por eso es más recomendable que hacerlo a última hora del día, ya que puede interferir en el sueño". Al parecer, practicar ejercicios por la mañana ayuda a regular el ritmo circadiano de sueño-vigilia.
Mateo aseguró, y esto es importante de saber, sobre todo para las mujeres coquetas, que "se acelera la eliminación de líquidos, incluso la práctica deportiva de baja intensidad ayuda a eliminar los líquidos de la zona facial y reducir las bolsas de los ojos; a la vez que se consume una mayor cantidad de grasa, lo cuál es fundamental si el objetivo es perder peso".
Más allá de todo, hay que tener en cuenta cuándo el cuerpo se siente mejor para hacer ejercicio. Este ritmo biológico influye en la presión de la sangre, la temperatura corporal, el nivel de hormonas y la frecuencia cardíaca. "Va en relación con las fases de luz y oscuridad, con las estaciones del año y con las características de cada persona. No se puede extrapolar de forma general ya que es individual", finalizó.

Es muy bueno correr o andar en bicicleta
El médico deportólogo Franco Banfonte explicó que "desde el punto de vista metabólico y fisiológico, como para tener un control del peso, es recomendable hacer ejercicio físico alejado de las horas de la comidas. El mejor momento en ese sentido es a primera hora de la mañana. Esa hora también ayuda a las personas a ser constantes y establecer una rutina. Si uno hace ejercicios que requieren movilidad, como correr o andar en bicicleta, se incrementan algunas hormonas o algunos neurotransmisores como las endorfinas que hacen que uno se sienta mejor, que esté con más vitalidad y más animado, desde el punto de vista psicológico y fisiológico"
Seis poderosas razones
No complica la agenda
No importa si uno saca a pasear al perro, si va al gimnasio o corre algunos kilómetros, lo importante es moverse antes de iniciar la jornada laboral, ya que durante el día es más fácil encontrar excusas para no hacerlo.
-Ayuda a dormir mejor
Puede ser duro al principio, pero levantarse una hora antes de lo habitual para ejercitarse ayuda a mejorar la calidad del sueño, ya que regula el ritmo circadiano (ritmos biológicos).
- Ayuda a eliminar arrugas y ojeras
El buen dormir que provoca el ejercicio hace que se activen las hormonas responsables de la recuperación de la piel y es una de las soluciones más efectivas contra las ojeras. Mejora el semblante.
- Mejora el rendimiento intelectual
Hacer ejercicios por la mañana ayudar a despejar la mente y comenzar a planear el día desde 0, ya que mientras te ejercitas vas repasando las tareas de la jornada. Además, el ejercicio cardiovascular activa la circulación sanguínea y, por tanto, la oxigenación del cerebro. También mejora tu estado de ánimo ya que ayuda a subir los niveles de endorfinas, lo que mejora el humor y aumenta la energía vital.
- Respiras aire menos contaminado
A primera hora de la mañana, con menos tráfico de vehículos y la ciudad aún dormida, la calidad del aire es mejor para respirar.
- Se siente menos calor
Una de las grandes ventajas de hacer ejercicio por la mañana es que se evitan las altas temperaturas del día y los posibles golpes de calor. A esto se suma, que en la mañana estamos menos cansados y tenemos menos excusas para no ejercitarnos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia