Otro misterioso caso de personas que son reportadas como desaparecidas y luego aparecen sin vida ocurrió ayer en Salta. El cadáver de Ángel Martín Calisaya, de 36 años, fue hallado por su familia luego de casi ocho días sin rastros. Uno de sus sobrinos, Adrián Calisaya, divisó el cuerpo en la zona del río La Caldera cerca de las 18. El hombre padecía de epilepsia y era alcohólico crónico. Estaba boca abajo, con los puños cerrados y las piernas extendidas, solo tenía un slip y una campera color gris oscura. La madre radicó la denuncia el miércoles pasado.
"La familia se ocupó de buscarlo. El miércoles encontramos un chaleco y el jueves la gorra que tenía cuando salió. Hoy a la tarde -por ayer- de nuevos salimos y mi sobrino lo encontró cerca del río Caldera. El caso de mi hermano es uno porque también tenemos otro familiar que desde el 26 de marzo está desaparecido, se llama Gerónimo Sumbay. La policía ya no lo busca más; dejaron de tomarnos en serio y decidimos salir nosotros a buscar a nuestros familiares", le dijo a El Tribuno Juana Beatriz Calisaya, hermana de Ángel.
Abrumada por la búsqueda pero sobre todo por el fatídico desenlace que dejó la desaparición de su hermano, Juana implora que la Justicia investigue su muerte. "Es muy raro cómo lo encontramos, desde la posición del cuerpo hasta la distancia de la ropa y algunos otros elementos", expresó. Según la mujer, el cadáver no presentaba signos de violencia y, al parecer, "no está descompuesto como para pensar que murió hace varios días".
Después de los familiares, al lugar llegaron efectivos de La Caldera y más tarde, cerca de las 20.30, el personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF). Se supo que la víctima frecuentaba un grupo de hombres quienes también beben alcohol, "ellos sabían de la plata que Ángel cobraba todo los meses por su discapacidad y quizás borrachos le hicieron algo", comentó uno de los familiares que prefirió conservar su identidad.
homicidio.jpg
<div>Juana Leonor Sumbay y su marido cuentan su hipótesis.</div><div><br></div>
Juana Leonor Sumbay y su marido cuentan su hipótesis.


“Lo violaron y lo arrastraron”

Con el dolor de una madre tras perder un hijo, Juana Sumbay pensó lo peor. Una camioneta policial alumbraba el lugar donde fue hallado Ángel Calisaya (36). Petrificada junto a su marido, Juana Leonor Sumbay observaba hacia esa dirección donde yacía su hijo. Frente a la requisitoria periodística, la mujer expresó: “La presentación de su cuerpo me hace pensar que lo violaron y lo arrastraron hasta el lugar, lo dejaron boca abajo. La ropa está acá y él más lejos, sin los pantalones ni sus zapatillas”.
El deceso de Ángel Calisaya representa el segundo hijo que pierden, se trata de un dolor que vuelve a hacerse carne en Juana y Cristóbal. Decepcionados con el accionar policial, que pese a atribuirse el hallazgo, fue uno de los sobrinos quien encontró a su tío, la mujer al igual que su hija exigen justicia. “Ya que no fueron capaces de encontrar el cuerpo de mi hermano, pedimos por favor sean capaces de investigar y decirnos por qué murió mi hermano, cuál es el motivo de su muerte”, apuntó Juana Calisaya. La investigación quedó a cargo de Rodrigo González Miralpeix, fiscal penal 3.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Eduardo Saravia
Eduardo Saravia · Hace 6 meses

Que raro que el CIF llegue 2.30 hs más tarde, clásico en las muertes dudosas en la provincia, no calentarse cuando hay gato encerrado. Como estaban sus manos, y pies también están dando la pauta de lo que le sucedió. Tal vez al ser pobre no investiguen que paso.


Se está leyendo ahora