El avión de la empresa Egyptair desapareció durante la madrugada de ayer cuando cubría la ruta entre París y El Cairo, confirmó un portavoz del ministerio de Defensa heleno.
La fuente señaló que las piezas halladas se trata de dos trozos de plástico con cuerdas de color naranja encontrados en la zona de búsqueda tras la desaparición del Airbus A-320 de los radares.
El Gobierno francés envió cuatro personas expertas en accidentes de aviación, para estudiar el porqué cayó la máquina. El ministro de Defensa griego, Panos Kamenos, señaló previamente que el avión perdió mucha altura poco después de salir del espacio aéreo griego y que dio un giro primero de 90 grados hacia la izquierda y de 360 grados en el sentido inverso. El funcionario agregó sobre el avión en el que viajaban 66 personas incluyendo pasajeros y tripulación. Según comunicó la Aviación Civil griega, el avión con el número de vuelo MSR 804 entró en el espacio aéreo griego y mantuvo el contacto con la torre de control de Atenas que le indicó el trayecto que debía tomar.
El controlador afirmó que el comandante del avión de Egyptair estaba alegre y le dio las gracias en griego.
A pesar de hacer varias llamadas, el controlador no recibió respuesta, tras lo cual dio la voz de alarma y la nave se dio como desaparecida, indicó Aviación Civil en un comunicado.
Por otra parte, el ministro de Aviación, Sherif Fathi, explicó que en el escenario actual, hay más posibilidades de que se produzca un ataque que un fallo técnico.
"No quiero hacer especulaciones, pero si se analiza la situación propiamente dicha, las posibilidades de sufrir un atentado terrorista son mucho más altas que las de tener una falla técnica, según los primeros estudios nos parece que fue un atentado", afirmó en conferencia de prensa Sherif Fathi, el ministro de Aviación egipcio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora