Obreros que trabajan en la avanzada demolición de la parroquia San Francisco Solano de El Galpón realizaron en la mañana de ayer el sorprendente hallazgo de un documento histórico. Se trata de un acta labrada en 1955, cuando se iniciaron los trabajos de ampliación del templo. En ese momento el Papa era Pío XII, el arzobispo de Salta, Roberto Tavella y el cura párroco, Dante Camacci.
Lo llamativo es que el documento se encontraba en el interior de una botella, en un pilar que se hallaba a un costado de lo que era el altar mayor de la parroquia que ya casi fue demolida en su totalidad.
"No había una plaqueta ni nada que indicara su presencia a unos 20 centímetros del suelo. Es un acta labrada en el año 1955 cuando se amplió el templo que data de 1872. La parte más antigua fue la que más de dañó con el temblor del 17 de octubre del año pasado", dijo el padre Eduardo Pastrana, al confirmar el hallazgo.
El documento va a ser preservado al igual que otras partes de lo que era la parroquia, ya que el sacerdote indicó que forman parte importante de la historia de la localidad.
El acta fue labrada en El Galpón, en lo que se denominaba sede de la parroquia de Anta, a los 16 días del mes de marzo del año 1955. "Se dio comienzo a la ampliación de la iglesia San Francisco Solano de este pueblo, alargándose la parte de atrás que irá a formar, en su mayor parte, el nuevo presbiterio", dice el documento.
"La nueva parte de la iglesia tiene ocho metros de largo por 6,35 de ancho. Esta obra se levantará únicamente con el aporte popular que espontáneamente y muy gustosos han aceptado la idea de este trabajo", señala el acta que realizó el padre Camacci.
Era parte de la estructura
El acta fue cuidadosamente colocada en el interior de una botella y puesta dentro de la estructura del pilar durante la construcción. Las posibilidades de su hallazgo eran casi nulas si no se hubiera tenido que demoler el antiguo edificio que fue afectado por el temblor del 17 de octubre del año pasado. En el documento también figuran los nombres de las personas que formaban parte de una comisión que trabajó para hacer realidad la ampliación del templo.
Cabe destacar que las primeras estructuras de la parroquia San Francisco Solano provenían de 1872.
Una parroquia nueva
En su reciente visita a El Galpón, el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, ratificó que los galponenses tendrán una parroquia nueva y segura y había adelantado que los trabajos de demolición de lo que quedaba del antiguo templo, iban a continuar.
Cargnello participó de la celebración de las confirmaciones junto al párroco de la localidad, Eduardo Pastrana. En la oportunidad el arzobispo se reunió con los vecinos que realizaron una insólita protesta al tocar las campanas durante 12 horas porque se habían retomado los trabajos de demolición del templo. Los que realizaron la manifestación le entregaron en esa oportunidad una carta con firma de los vecinos, pidiendo que se conserve el templo.

La decisión de la justicia
El juez de Garantías 1 de Metán, Mario Teseyra, resolvió en junio pasado rechazar la acción de amparo colectivo interpuesto por diez vecinos de la localidad que solicitaban la conservación del histórico edificio, cuya estructura fue afectada por el temblor que azotó a la localidad el 17 de octubre de 2015. En la resolución, el magistrado dejó sin efecto la medida cautelar solicitada por los amparistas, a la que había hecho lugar, para que se detengan, en forma provisoria, los trabajos de demolición.
El amparo para que se conserve la parroquia fue interpuesto por los vecinos galponenses Marcelo Giménez, Julio Modesti, Eduardo Joaquín Caillou, Lucia Barrientos, Horacio Thomas, Inés Guaymás, Luis Carán, Leonardo Clérico, Favio Barquez y Martha Pérez, con el patrocinio de las abogadas Cristina Pérez y Mariana Cendoya. Fue en contra del Arzobispado de la provincia de Salta, la Municipalidad y el Concejo Deliberante de El Galpón, debido a que las autoridades de la localidad del departamento de Metán autorizaron, a través de una ordenanza, los trabajos de demolición para que se proceda a la construcción de un nuevo templo, mediante un proyecto impulsado por el propio arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello.
El magistrado destacó que: "Nos encontramos con un edificio en avanzado estado de demolición, con dos intervenciones en el mismo, una en 1930 en donde se reforma la construcción original, que data de 1872 y otra de 1960 en donde se reforma el altar y el presbiterio, por lo que de la construcción original solo se cuenta con un menor porcentaje. Pero tampoco podemos negar la sensibilidad de los feligreses al lugar y su conservación. Aún así entendemos que la situación en la que se encuentra el inmueble al día de la fecha, no genera motivo de resguardo alguno. Sin perjuicio de los informes técnicos elaborados por los ingenieros García y Cambronero (fs. 276/279), los que concluyen que se puede recuperar parcialmente el edificio a fin de permitir la ejecución del nuevo proyecto del templo sin que la comunidad pierda un lugar para el culto, para finalmente demoler el edificio afectado con la recuperación de elementos como el coro y aberturas para su reciclado y uso en la nueva obra", señaló el magistrado en el fallo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 26 días

capsula del tiempo....


Se está leyendo ahora