Una jubilada se dejó olvidado un bolso con 100 mil pesos en el baño de un McDonald's de La Plata, pero tuvo la fortuna que otra mujer lo hallara y se lo alcanzara. La buena samaritana se negó a recibir una recompensa por su buena acción por un motivo muy especial.
Marisol Peña, de 32 años, se percató de que la señora que acababa de usar el baño del McDonald's junto a ella se había dejado un bolso negro un tanto pesado. Rápida de reflejos, la mujer corrió detrás de la clienta olvidadiza y se lo alcanzó.
"Señora, se olvida esto", le dijo Peña a la clienta olvidadiza, quien había entrado al McDonald's para tomar un café con su nieta tras realizar una operación comercial. Al final, la mujer decidió invitarle un té en el mismo local. "Señora, se olvida esto", le dijo Peña a la clienta olvidadiza, quien había entrado al McDonald's para tomar un café con su nieta tras realizar una operación comercial. Al final, la mujer decidió invitarle un té en el mismo local.
"No aceptó de ninguna manera lo que mi abuela quiso entregarle", comentó la nieta de la dueña del dinero. Peña explicó que hace algunos años murió su hermano en un accidente. "Lo único que me reconfortaría no puede ser, porque es tenerlo otra vez conmigo", agregó.
El episodio, ocurrido alrededor de las 5 de la tarde del viernes y se difundió a pedido de la beneficiada porque Peña -quien tiene un hijo de 16 años, Kevin, y estudia para entrar a la Policía comunal de Brandsen, donde vive- no quiso aceptar ningún tipo de premio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

Es lindo enterarse que hay gente buena en la Argentina. No todos son políticos corruptos y malos policías y fiscales y jueces que se llenan de dinero de forma poco convencional.

Se está leyendo ahora