La fatídica esquina sur del camping de Campo Quijano será recorrida hoy por los jueces, peritos, testigos y Jorge Omar Barrientos, único imputado por la tragedia ocurrida en el verano de 2014 que se cobró cuatro vidas y provocó lesiones a casi una decena de personas. Será, hasta ahora, la penúltima jornada del juicio oral y público, ya que para mañana está previsto que se hagan los alegatos y que los jueces dicten su sentencia.
El recorrido por el camping Juanillo López comenzará a las 10. El propósito es tener una idea de lo sucedido en el terreno.
El domingo 19 de enero de 2014, un auto se despistó de la ruta nacional 51, dio contra un morro de tierra que hizo de rampa y voló atravesando el alambrado perimetral del camping. El vehículo, que era manejado por Barrientos, golpeó a un grupo de jóvenes que estaban a punto de comer un asado.
El siniestro se cobró la vida de cuatro jóvenes: los hermanos Ana Belén y Juan Cruz Jurado, Rodrigo Tapia y Mario Liendro; hirió gravemente a Ámbar Valentina Vargas, entonces de un año, y provocó lesiones leves a Ana Rivero Meza, Luis Orlando Aguirre, Martín Nicolás Romero y Fabián Alcócer.

El delito, en debate

Jorge Omar Barrientos conducía el auto Fiat Uno que se despistó y mató a cuatro jóvenes tras caer en el camping de Quijano. En el juicio, cuando declaró, admitió que había estado bebiendo durante casi un día y que solo durmió una hora.
Él es juzgado por "homicidio simple", un delito que se pena con una condena de prisión ineludible.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora