La noticia se esperaba, tarde o temprano iba a llegar. Lázaro Báez preso, dejando a la luz una cadena de complicidad, impúdica y alarmante. Curiosamente, la detención del expoderoso empresario, amigo y socio de los Kirchner, llegó durante un fin de semana agitado: primero Ricardo Jaime y ahora Lázaro Báez y Cia.
Además, la detención del santacruceño llegó, apenas el día después de que el presidente Mauricio Macri apareciera en el listado denominado "Papers Panamá" que conmovió al mundo financiero.
Ayer, la prensa estadounidense destacó que las sociedades offshore "vinculan a 143 políticos, sus familias y asociados cercanos, incluyendo a 12 líderes políticos con altos cargos, de utilizar paraísos fiscales para proteger sus riquezas".
A partir de esas coincidencias, pareciera que entre el poder y los imputados existe una pulseada que eleva -a diario- el nivel de acusaciones.
Llamó la atención que C5N, de propiedad del empresario Cristóbal López, (también en la mira), prohíbe y promociona en su cartelera al periodista Roberto Navarro, conductor del programa "Economía política". De pronto castiga a Macri y a la otra semana, se levanta el programa. Presionan al empresario y entonces vuelve Navarro con una dura editorial defenestrando al Presidente.
Una de cal y otra de arena y, así sucesivamente.
Pero la gente empezó a descubrir este juego y, a partir de allí, el pedido de justicia creció. En la calle, en las oficinas, en el café y en la mesa familiar se anida la esperanza de ver pagar a los que se robaron todo en un país que avanza en cuentagota tratando de que no se erosione el tejido social.
Hoy más que nada pareciera que todo se reduce a una simple cuestión política, pero el tema es mucho más grave.
Hace poco, el politólogo Sergio Berinstein aseguró: "La Argentina necesita recrear un sistema político balanceado, con partidos nacionales fuertes, con una cancha electoral pareja y un Congreso que se convierta en un efectivo control del Poder Ejecutivo y en una arena para poder establecer acuerdos partidarios sobre políticas públicas perdurables. Solo estos arreglos darán lugar a un Estado moderno, eficaz, transparente y eficiente, capaz de proveer los bienes públicos fundamentales". En ese escenario, el patronazgo y el clientelismo inclinan la cancha electoral en favor de quien gobierna, problema agravado por la falta de controles en el uso de los recursos públicos, lo que convierte el Estado en un botín. "Una mala noticia, solo es tapada por otra mala noticia", comentó un periodista alguna vez, pero es preciso mirar con atención la protesta que crece, los carteles (todos hablan de corrupción) y hasta los escupitajos e insultos, que volvieron con mayor fuerza.

Piden expropiar bienes de los imputados

El Frente Renovador le exigirá a la Justicia que embargue los bienes de Lázaro Báez y Pérez Gadín, según adelantaron referentes de ese sector. La presidenta del bloque de diputados del FR UNA, Graciela Camaño, sostuvo que "es saludable que la Justicia esté actuando pero es imprescindible que se custodien los bienes de estos señores". En este sentido, agregó: "Los bienes de estos señores no son de ellos, son de todos los argentinos. Espero que se tomen todos los recaudos para que se inicie un proceso de expropiación". Por su parte, el diputado massista Alejandro Grandinetti, además vicepresidente del bloque del FR UNA, anticipó que exigirán a la Inspección General de Justicia que "instrumente los mecanismos para confiscar los bienes de ambos detenidos hasta que se resuelva su situación".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...