Mientras los funcionarios brindaban una conferencia de prensa sobre la situación en Tierra y Hábitat, al frente unas menos 50 familias seguían esperando algún tipo de respuesta y haciendo cola para reclamar.
"Nos atendió un tal Aramayo que nos hizo lo mismo de siempre. Vio los papeles y nos dijo que tengamos paciencia. Pero lo más indignante es que dudó de que los papeles que les presentamos sean originales", dijo Claudia Santillán, la mujer que el miércoles último se bañó con nafta amenazando con prenderse fuego.
Ayer estuvo más tranquila, pero explicó que los cambios de funcionarios no representa nada para ellos. Los vecinos siguen en la vereda de la calle Santiago del Estero esperando que los reciba alguien que les brinde una respuesta concreta.
En su caso, como en muchos otros, recibió el beneficio de la adjudicación, pero cuando fue a ver su terreno ya estaba ocupado por otra familia.
Ahora teme que el Gobierno desconozca los papeles firmados por las anteriores autoridades. Ella tiene un comprobante con la firma de Diego Barreto y el sello de Tierra y Hábitat, aunque ayer le dijeron desde esa misma oficina que el papel no es válido porque suponen que "la firma es trucha".
En tanto, en el loteo, las familias ya organizaron tres comedores infantiles ante la extrema pobreza de algunos vecinos.
En la denominada "manzana de la CCC", los miembros de la organización dijeron sentirse "seguros".
"Nosotros no tenemos ningún problema de que vengan a censarnos o investigarnos. No tenemos nada que ocultar porque la organización le dio los lotes a las personas que realmente necesitan. Es más, si vienen les vamos a decir todas las cosas que nos faltan", aseguró un referente.
El hombre se quejó por la falta de agua y luz domiciliaria.
El Tribuno le había preguntado a Baltasar Saravia sobre esto y el funcionario respondió que el loteo cuenta con todos los servicios y que solo falta que cada adjudicado haga su obra particular.
Los vecinos dijeron que la red no tiene agua y que el miércoles les cortaron hasta el alumbrado público.
Para muchos de los que ya están ocupando los lotes se vienen tiempos complicados. El censo que se inició en las últimas horas determinará quién llegó allí irregularmente mediante la compra a un tercero o por medio de algún puntero político.

El relevamiento de casos
Desde el Ministerio de la Primera Infancia se anunció ayer que se realizará un censo a las familias que están en el loteo ubicado en Parque La Vega.
El secretario de Tecnología de Primera Infancia, Pablo Abeleira, explicó cómo será el procedimiento que se usará para este trabajo.
El funcionario dijo que el censo se realizará con una plataforma tecnológica específica.
"Nosotros queremos saber quiénes viven en los lotes e identificar qué necesidades tienen. Es una información necesaria para saber también cómo estamos para desarrollar políticas en base a esa información", dijo Abeleira.
El relevamiento de la información comenzará a desarrollarse hoy y estará a cargo de 60 a 80 personas pertenecientes a la Universidad Nacional de Salta y la Cruz Roja, en coordinación con el Ministerio de Primera Infancia.
Con la plataforma tecnológica que se pondrá en funcionamiento, los datos que se vayan recolectando se enviarán directamente a un centro informático.
Con toda esa información trabajará la oficina de Tierra y Bienes, a cargo de los nuevos funcionarios que fueron designados tras el desplazamiento de la cúpula del organismo por las irregularidades que se denunciaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...