El Gobierno nacional decidió extender hasta diciembre el Operativo Escudo Norte para combatir al narcotráfico. Esta medida la tomó la administración macrista, mientras Salta se ve conmocionada por el narcoescándolo que involucra al juez federal Raúl Reynoso y, a nivel nacional, se dio la fuga de los Lanatta y Schillaci, también vinculados con las drogas.
El Operativo Escudo Norte fue implementado en 2011 por la expresidenta Cristina Kirchner con el objetivo de "incrementar la vigilancia y el control del espacio terrestre, fluvial y aéreo de jurisdicción nacional en las fronteras noreste y noroeste de la Argentina, como así también la aprehensión y la puesta a disposición de las autoridades judiciales de los incursores ilegales", como señala el Decreto 1.091/11, a través del cual se establecía el operativo.
Salta es una de las provincias donde funciona este dispositivo de control y Orán es una de las bases primarias de despliegue, dotadas con 6 helicópteros de las Fuerzas de Seguridad nacional para el apoyo de las patrullas en terreno.
Paradójicamente, se trata de la misma ciudad que en noviembre del 2015 fue noticia por el narcoescándalo que involucra al juez Raúl Reynoso, quien está acusado de cobrar coimas a personas acusadas de tráfico de drogas a cambio de su libertad.
El presidente Mauricio Macri había adelantado en la entrevista con El Tribuno que su intención, y la de su equipo de Seguridad, era "avanzar en una propuesta" que apunte claramente a "reforzar territorialmente la frontera norte". Asimismo, reconoció "algunos lugares de Salta" como los sitios críticos de la Argentina en materia de narcotráfico.
"Nosotros tenemos el compromiso de crear esta agencia de lucha contra el crimen organizado, pero eso va a llevar más tiempo. Esto es inteligencia, no músculo. El músculo siempre serán las fuerzas nacionales con las provinciales. Pero es un proceso y lo importante es empezarlo en cada provincia. Y no se hace solo poniendo policías en la calle", señaló el mandatario a este diario.
Por su parte, el ministro de Seguridad de Salta, Alejando Cornejo D''Andrea, también había anticipado luego del encuentro que se realizó con todos los titulares de las carteras de Seguridad del país, la preocupación del Gobierno nacional por la frontera norte.
"A nosotros como salteños nos toca muy de cerca la problemática fronteriza, ya que limitamos con tres países y tenemos muchas rutas nacionales. Todos hemos coincidido en que el principal abordaje al narcotráfico es la frontera norte", dijo el titular de la cartera de Seguridad.

Lo que hará el macrismo
El Gobierno nacional quiere radarizar la frontera, reforzar los controles, y también crear centros de rehabilitación. Los aparatos se colocarán en La Quiaca, San Pedro y Tartagal.
También analizan poner una delegación de Prefectura en Aguas Blancas.
El macrismo señala que el control de las fronteras es jurisdicción nacional y el kirchnerismo cometió un error fatal al sacar 6.000 gendarmes y 1.500 prefectos de su área específica para llevarlos a Buenos Aires por mero electoralismo.
José Cano, titular del Plan Belgrano, señaló que "hay que frenar la oferta en la frontera. Si hay paco destruyendo vidas en Santiago, Salta o Tucumán es porque por la frontera ingresa la pasta base".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora