En lo que va del año, es decir hasta noviembre, se ha invertido solo el 40 por ciento de lo que estaba previsto en el Presupuesto 2016 ejecutar en obras públicas. La partida proyectada para tal rubro era de 3.500 millones de pesos -sobre un presupuesto total de 31 mil millones-; es decir, no se alcanzó ni una inversión de $1.700 millones.
El jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Parodi, lo reconoció ayer ante los medios de comunicación, en los pasillos del palacio legislativo.
El funcionario le atribuyó la desinversión en obra pública al escenario económico nacional e internacional. Los fondos del proyecto de presupuesto 2016 dependían en un 70% de envíos de Nación.
La Provincia, aseguró el funcionario, tuvo que asumir prioridades, para lo cual puso en primer orden la preservación del marco laboral de los empleados del Estado. Subrayó, tal como ha venido haciendo en los últimos días, que Salta es una de las pocas jurisdicciones que mantuvo las negociaciones paritarias. "Uno tiene que dejar de hacer determinadas cosas para cumplir otros compromisos", defendió, y completó diciendo: "En los estados, la variable de ajuste es la obra pública".
Parodi descartó de cuajo que la decisión unilateral al respecto de concluir la paritaria y pagar un bono de 3 mil pesos en dos cuotas iguales fuera arbitraria, entendió que aunque no se consiguió un acuerdo se abrió una negociación en la que ambas partes cedieron.
La oferta inicial del Gobierno era aún más baja, 2.500 pesos. Por decreto se decidió pagar dos sumas fijas de $1.500 que se depositarán en noviembre y enero. El primero de los depósitos se cumplió ayer.

Reactivación

La economía nacional entró en recesión entre finales de 2015 y todo el 2016, fundamentalmente en lo que respecta a la pérdida de empleo, la caída de poder adquisitivo, la falta de inversiones, el crecimiento de la especulación financiera y las tasas de interés e incremento del precio de los servicios esenciales. Indudablemente, uno de los arietes destacados de esa retracción generalizada fue la parálisis de la obra pública.
Parodi, momentos antes de comparecer ante un desertificado cuerpo deliberativo, hizo hincapié en ese sombrío panorama, reflejado en la reconocida desinversión en obra pública. No obstante, evitó aparecer como crítico del Gobierno nacional, atribuyó la recesión a una innumerable cantidad de causas técnico-económicas que la hacían inevitable. "Mucho de lo que pasó en la Argentina ha condicionado las cuentas públicas", planteó.
En cuanto al sector de la construcción en su conjunto, golpeado por el marasmo de obras, se refirió a los altos porcentajes de las tasas de interés de los actuales créditos hipotecarios.
Al tiempo que el jefe de Gabinete declaraba en una ronda de prensa, los vecinos de Pereyra Rozas pujaban para ingresar en la Legislatura. Los más de quinientos beneficiarios solicitan resarcimiento económico por la pérdida del valor adquisitivo de sus préstamos, con los que no podrán construir lo que planificaron. Las demoras son responsabilidad de la Provincia, que tardó meses en finalizar las obras de infraestructura básica, por lo que no podían empezar a construir.

Exposición

El jefe de Gabinete se presentó en la Legislatura ayer para presentar un balance sobre la situación general de la Provincia. Llamó la atención la baja cantidad de diputados y senadores que estuvieron presentes, no superaban la veintena.
Parodi hizo especial mención a las obras que se realizarán en el marco del Plan Bicentenario.
Preparó el escenario para la presentación del proyecto de Presupuesto provincial 2017, que se realizará el 29 del corriente, según adelantó. Destacó el plan nacional Hábitat, a través del cual el Ministerio del Interior de Rogelio Frigerio aportará fondos para obras de infraestructura básica en el Chaco salteño. Se suscribieron convenios que establecen obras para el año próximo en Santa Victoria Este y Rivadavia, donde se pretende extender las redes de gas natural, agua corriente y cloacas.
El funcionario reconoció también que es probable que el Gobierno vuelva a emitir letras del Tesoro, una metodología para contraer deuda que tiene la particularidad de ser de rápida extinción. Es una deuda que se cancela en el corto plazo.
Antes de iniciar su presentación en el recinto, el contador adelantó que el proyecto de presupuesto para el año que viene será de entre 45 y 50 mil millones de pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...