En el hospital San Bernardo el jefe del programa de Odontología, Robustiano Díaz, dialogó con El Tribuno sobre la situación del servicio y la tarea que desarrolla el equipo en el día a día. Por día se atienden 145 personas, y en este primer semestre en total se realizaron 38.983 prácticas. Hay mayor demanda de tratamientos de conductos complejos y el servicio es referente en el NOA en las cirugías maxilofacial.
El servicio de odontología del hospital San Bernardo hace diversas prácticas odontológicas. La única que no se realiza por ser demasiado cara y por la necesidad de contar con equipamiento que no se dispone, es la implantología.

La demanda

Con atención tanto a la mañana como por la tarde, este servicio tiene una planta profesional acorde al volumen de la demanda que recibe. En el primer semestre de 2016, el servicio atendió a 16.400 personas.
Para el jefe del servicio las patas flojas son el personal técnico: necesitan asistentes dentales, por lo menos 10 más y un técnico de laboratorio para el área en la que se realizan las prótesis, un sector recientemente inaugurado.
Los insumos, otros de los componentes caros de la odontología, también tiene sus matices en el sector público.
"Si me consultaban por este tema hace un mes hubiese dicho que la situación era crítica. De todos modos, hace diez días se normalizó todo porque se hizo una compra directa y esos materiales ya nos entregaron. También ya se preparó una licitación y estamos esperando que eso siga su trámite administrativo par que a la brevedad nos entreguen los insumos", explicó Robustiano Díaz.
Aclaró que a pesar de las carencia que hubo hace un mes, "nunca se dejó de dar asistencia a los pacientes".

Con obra social

La alta demanda que tiene este servicio, en el que el 60% son personas sin obra social y el 40% con obra social, incluye también dar respuesta a tratamientos de ortodoncia.
Se realizan unos 40 tratamientos anuales y también se hacen prótesis fijas, removibles y otras al costo, "mucho más accesibles para las personas".
Según los datos proporcionados por el Colegio de Odontólogos de la Provincia de los 1.300 matriculados, hay 400 que trabajan en el sector público de la provincia. Capital concentra unos 290 aproximadamente.
"El numero está bien, pero están mal distribuidos los recurso humanos", adicionó Juan Martín Villar.

Menos consultas

Al hacer notar la reducción de pacientes, la Asociación Odontológica Salteña que los tratamientos que se resignan tienen que ver con la estética, que es lo que en los últimos años atrajo a algunos pacientes, y también con prácticas de la odontología general.
Algunos ejemplos son las prótesis completas, tratamientos de conductos de tres o cuatro conductos (endodoncia); entre otros.
"En los últimos años las personas tomaron mayor concientización sobre la higiene bucal, pero no llegamos al éxito que deberíamos tener. No todos toman en cuenta lo fundamental que es el uso de hilo dental, del cepillo y la consulta periódica al odontólogo", apuntó.
Luis Heredia, presidente del Círculo Médico de Salta coincidió: "Nosotros también observamos que bajó la cantidad de pacientes. Se nota en las salas de espera".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Lucia Elena Durán
Lucia Elena Durán · Hace 2 meses

Nadie trabaja en Prevención, en otros países de Europa solo hay unos cuantos odontólogos, se mueren de hambre. Prevenir es mejor que curar y desde la panza. Aquí deben trabajar pediatras, educadores, odontólogos, madres, padres. Entonces cambiarían de profesión y se harían estacioneros que ganarían mas Tiene que ver con Políticas serias de Salud. Promoción, Prevención¡¡¡¡¡¡¡ Buena alimentación, higiene y amor

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 2 meses

Segui soñando, que esta lindo.


Se está leyendo ahora