En la provincia, por día, se denuncian un promedio de 19 mordeduras de perros. En el primer semestre del año, el Programa de Vigilancia Epidemiológica provincial registró 3.990 casos de ataques de canes. En comparación con los mismos períodos de los últimos dos años, hubo una merma en la cantidad de mordeduras, cuando se contabilizaron un promedio de 26 por día (5.635 en 2015 y 5.520 en 2014).
Los registros, a los que pudo acceder El Tribuno, se obtienen de las atenciones en hospitales y centros de salud. Entre enero y julio de este año hubo 992 pacientes mordidos que fueron clasificados como casos sospechosos de rabia. Así se los inscribe en las fichas, por protocolo, cuando el animal agresor es callejero o la mordedura es de gravedad. En ese apartado se observa también una merma en relación con el primer semestre de 2015 (1.427 casos sospechosos), y del 2014 (1.472 casos). La mayoría de las denuncias fueron en el departamento Capital (2.135), en segundo orden está San Martín (385), y les sigue Orán (359), Metán (221) y Anta (160).

Cuatro casos de rabia

Hasta fines agosto se había vacunado a 20.000 animales. En octubre las acciones de prevención se intensificarán con colaboración de estudiantes de Veterinaria de la Universidad Católica de Salta.
En lo que va del año se registraron en Salta cuatro casos de rabia animal. El jefe del Programa de Zoonosis de la Provincia, José Luis Sartini, indicó a este diario que en febrero se detectaron tres perros con la enfermedad terminal en Aguaray y en mayo se descubrió a un gato afectado en Salvador Mazza. Tras esos casos se implementaron campañas de vacunación antirrábica intensivas en los dos municipios norteños y el brote logró controlarse, según aclaró el funcionario. "El virus circula sobre todo en el norte provincial por la cercanía con Bolivia, donde la rabia es endémica", dijo Sartini.
Explicó que Zoonosis reparte 350 mil vacunas contra la enfermedad por año en las comunas salteñas, que son las encargadas de desarrollar las campañas de inmunización. En 2015, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó en la provincia 11 casos de rabia y en 2014, cuatro.

Recaudos

Al Centro de Adopción de Mascotas de la Municipalidad capitalina, ubicado en la calle Gato y Mancha (detrás de la Sociedad Rural), se derivan los perros callejeros mordedores de la ciudad. Por normativa, el animal debe estar en observación durante 10 días para descartar o confirmar la principal sintomatología de la rabia animal: la agresividad. De acuerdo al resultado, se ofrece al perro en adopción o se le realizan estudios veterinarios más precisos. El municipio inició este año una campaña de vacunación antirrábica y hasta fines agosto se inocularon 20.000 animales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 2 meses

venenos para todos los perros callejero ....se termina el problema....!!!!!

JOSE JOSE
JOSE JOSE · Hace 2 meses

De una , la unica solucion , es terminar parasiempre con el perro en la calle, fuertes multas y controles.-

JOSE JOSE
JOSE JOSE · Hace 2 meses

d


Se está leyendo ahora