Cuarenta y cinco nuevos mediadores recibieron su título días atrás en la ciudad tras siete meses de capacitación en el Centro de Mediación del Colegio de Profesionales de Servicio Social y Trabajo Social de Salta. Los nuevos mediadores son profesionales de distintas disciplinas.
Eudora Ignes, directora de dicho Centro de Mediación, comentó que "se recibieron de mediadores varios abogados, trabajadores sociales, ingenieros y psicólogos. Ahora tienen que hacer un trámite de registro en el Ministerio de Justicia y ya estarían habilitados para trabajar".
El colegio dictó la especialización por primera vez entre noviembre y junio pasado. Decidió realizar esta formación debido a una notable necesidad en el sector y luego se abrió a otras disciplinas. Los flamantes egresados están capacitados para ser mediadores extrajudiciales.
Ignes destacó el buen nivel de los formadores que pertenecen a la asociación Inter-met, una entidad interdisciplinaria de capacitación en mediación que ya formó en Salta cuatro cohortes de mediadores.
Intervención efectiva
Eudora Ignes CENTRO MEDIACIÓN "Hay muchos conflictos que deben ser abordados de forma adecuada. Entonces, mientras más gente esté preparada para manejarlos, más va a bajar la violencia".

En la actualidad, ante la creciente cantidad de conflictos que se suscitan a diario en los distintos ámbitos, la mediación intenta descomprimir a la Justicia. "Hay muchos conflictos, desde pequeños a grandes, que deben ser abordados de manera adecuada. De lo contrario, se genera la violencia y muchas veces esa violencia puede ser desde física hasta psicológica, y no se puede detener", dijo Ignes.
Agregó: "Si aplicamos métodos de prevención de conflictos eso no ocurre. Mientras más gente esté preparada para manejar los conflictos, más va a bajar el nivel de violencia".
La profesional comentó que, en el Centro de Mediación que dirige los problemas familiares son los más recurrentes y por lo general se llega a un acuerdo entre las partes involucradas. Incluso en muchos casos se pide remediación, que sirve para controlar si los acuerdos han sido sustentables en el tiempo.
También dichas instancias sirven para trabajar en mejorar las relaciones humanas más allá del acuerdo.
Eudora Ignes comentó que "por lo general el abordaje especial demanda dos o tres sesiones. Después se hace un seguimiento. En otros ámbitos, por la cantidad de mediaciones no se puede hacer, pero desde nuestra profesión vemos la importancia del acompañamiento de la familia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora