En San José de Metán actualmente hay 92 taxis habilitados, pero se considera que circulan muchos más, prestando el servicio de transporte de pasajeros de manera ilegal.
Los remises son el principal medio de transporte de pasajeros en esta ciudad, debido a que no circulan colectivos.
Por eso, los trabajadores del volante que están en regla aducen competencia desleal y que los "truchos" les provocan pérdidas insalvables y muchos inconvenientes.
"Hemos intensificado los controles y en los últimos días hemos secuestrado cuatro taxis que no contaban con las habilitaciones correspondientes", confirmó el director de Tránsito municipal Germán Maurell.
"Por ejemplo, paramos a un vehículo que iba con pasajeros y nos dimos con la sorpresa de que no tenía seguro ni habilitación, por lo que fue retenido y trasladado al canchón municipal", destacó el funcionario.
Algunos de los autos tenían la habilitación vencida y ya fueron retirados por sus propietarios. "No estaban reempadronados", remarcó Maurell.
"Se van a seguir haciendo controles estrictos. También estamos tratando de ordenar el funcionamiento de los taxis que llegan de otras localidades. Para eso es que los intendentes de los tres municipios del departamento firmaron un convenio de cooperación", señaló.
"Se han intensificado los controles porque aquí circulan muchos más taxis de los que están habilitados y eso es una realidad", admitió.
Convenio intermunicipal
El mes pasado los intendentes de Metán, Fernando Romeri; de El Galpón, Federico Sacca, y de Río Piedras, Gustavo Dantur, firmaron un convenio para organizar el funcionamiento de los taxis y remises que viajan con pasajeros de una localidad a otra.
Los jefes comunales se reunieron en la Municipalidad local y rubricaron el documento que tiene como objetivo establecer un marco regulatorio básico e igualitario dentro del cual se debe desarrollar ese servicio de transporte dentro de las comunas.
La finalidad es garantizar la seguridad de los pasajeros, evitar la competencia desleal emergente del transporte clandestino y establecer un marco jurídico específico para la actividad interjurisdiccional.
Los intendentes venían manteniendo reuniones y conversaciones para resolver las inquietudes y necesidades de los taxistas y remiseros de cada localidad.
El convenio destaca que los que operan deberán estar claramente identificados con el logo del municipio al que pertenecen, el número del móvil ubicado en la parte frontal, lateral y trasera del vehículo y el número de habilitación municipal, como condición esencial.
Cada municipio deberá brindar a los otros una nómina actualizada de los taxis y remises debidamente habilitados por cada uno en forma trimestral, con indicación del automotor, propietario y nómina de los choferes.
Según el convenio firmado por los intendentes, cada municipio deberá habilitar una parada, perfectamente señalizada, que deberá ser utilizada por los vehículos de otra jurisdicción de manera obligatoria, bajo apercibimiento de prohibirles continuar con la prestación de ese servicio, en los casos de infracción a esta exigencia. El documento aclara que a los taxis y remises de otra jurisdicción les está expresamente prohibido contratar u ofrecer pregonando los servicios en la vía pública en las comunas distintas de las de su origen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora