Hay dos formas de contagio de la enfermedad del Chagas. Una es a través del vector, es decir, por medio de la picadura de la vinchuca infectada con el parásito. La otra es la vía congénita, de madre a hijo.
Según los datos proporcionados por la Coordinación de Epidemiología de la Provincia, por año se registra un promedio de 20 casos de mujeres embarazadas y positivas a la enfermedad de Chagas. Así lo dijo a El Tribuno Griselda Rangéon, a cargo de Epidemiología de Salta.
Los registros de 2015 indican que ese año se estudió a 31.539 mujeres embarazadas en la provincia. De ese total, 1.202 dieron resultados positivos. Un 3,82% es el porcentaje que representa a este grupo. Una tasa no menor y que no deja de representar un problema de salud pública.
La prevalencia total en la provincia fue de 6,5% para 2015, lo que significa que habría unas 78 mil personas con Chagas.

Hoy, 100 tratamientos

Rangeón le explicó a El Tribuno cómo trabajan desde el Ministerio de Salud en la detección y tratamiento de niños y adultos con la enfermedad.
Dijo que actualmente hay 100 personas que están bajo tratamiento, en el área de Salud Pública, entre niños y adultos.
También aclaró que a las personas positivas a la enfermedad de Chagas que tuvieran una cobertura social, "la Provincia igualmente les ofrece tratamiento gratuito y entrega de la medicación necesaria".
"Nos interesa que esas personas estén en tratamiento y no desarrollen complicaciones", dijo Rangeón.
Según lo establecido en la ley nacional 26.281, de prevención y control de todas las formas de transmisión de la enfermedad de Chagas, además de la ley de adhesión provincial, a los recién nacidos y jóvenes de hasta 19 años se les deben hacer los análisis serológicos para detectar la enfermedad.
En recién nacidos y bebés de tres días de vida, se hacen análisis para detectar si tienen el parásito Trypanosoma cruzi en la sangre. Esto está respaldado por la ley nacional 26.279 de detección y tratamiento de patologías en los recién nacidos, más conocida como de pesquisa neonatal.
Salta adhirió a esta ley en 2007, a través de la normativa 7.746.
"Cuando el niño cumple el año de vida, se repiten los análisis. Si hay dos muestras positivas a Chagas, ese niño empieza un tratamiento gratuito y supervisado durante dos meses y le garantizamos seguimiento por diez años", explicó Rangeón. Durante dos meses el niño o el adulto debe tomar una medicación para reducir los parásitos en la sangre. También se incluye a mujeres en edad fértil, que deseen ser madres y tienen Chagas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...